¿Cómo limpiar las alfombras en casa?

Las alfombras pueden proteger el suelo de tu vivienda, darle un toque más cálido, acorde a la decoración que quieras darle a las diferentes estancias. Las familias de hoy en día se decantan por ellas por estos tres motivos, sobretodo, aunque les preocupa su mantenimiento. En este post puedes descubrir la manera más sencilla y rápida de ocuparse de la limpieza de alfombras en casa. Toma buena nota de estos consejos para dejar tu alfombra como nueva siempre que te haga falta. Las pautas son fáciles de llevar a cabo, sólo necesitas sacarle partido a la aspiradora que tienes en casa, y utilizar un quitamanchas comercial, si detectas que la alfombra tiene algún resto de comida.

Ahorra sin ir a la tintorería

La fórmula tradicional de limpieza de alfombras en casa era llevarlas a la tintorería. La externalización de la limpieza de estos textiles lejos de ahorrarte esfuerzos representan una carga extra. Además de pagar los servicios de una lavandería tienes que estar pendiente de llevarles la alfombra, o esperar a que sean ellos los que te la recojan y te la devuelvan en casa. Estos inconvenientes puedes evitarlos si te encargas tú mismo de la limpieza de las alfombras. Aunque a priori te parezca algo complicado, gracias a los siguientes consejos verás que se trata de algo sencillo, que puedes llevar a cabo, sin grandes inconvenientes. Sólo debes de seguir una serie de pautas, las encontrarás en este post. Descubre cómo hacerte cargo de la limpieza de las alfombras de tu casa, de forma autónoma, podrás hacerlo tú mismo.

Pautas para encargarte de la limpieza de las alfombras

Fíjate como con la aspiradora que tienes en tu casa y un buen quitamanchas puedes llevar tú mismo a cabo la limpieza de alfombras, sin necesidad de contar con los servicios externos de una lavandería. Gracias a los pasos que se facilitan a continuación dejarás las alfombras de tu vivienda como si fuesen nuevas. No tendrás que dedicarles más tiempo del estrictamente necesario. Toma nota de los pasos que debes de tener en cuenta, gracias a ellos restablecerás el brillo y esplendor a las alfombras. Sólo tendrás que repetir los pasos para lograr dejar estas alfombras como nuevas.

  • Estira la alfombra en el suelo por la parte de arriba

Necesitas de un espacio en el que dejar la alfombra, con la suficiente luz y amplitud para que te puedas mover y puedas analizar el estado de la alfombra. Es importante que la estires boca arriba para comprobar si tiene manchas, y analizar el estado de conservación de la alfombra. Si lo puedes hacer en la terraza o balcón de tu casa será mejor. Asegúrate que la superficie sobre la que dejes la alfombra esté limpia. Es en este lugar en el que emprenderás la limpieza y mantenimiento del equipo. Necesitas que sea un lugar limpio, y seguro, para que puedas proceder a la limpieza de la alfombra con total seguridad. Cuanto más amplio sea el espacio más fácil te será moverte por él y encontrar las fórmulas adecuas para desarrollar las tareas domésticas con acierto.

  • Pasa la alfombra por las dos caras de la alfombra

Para retirar el polvo de la alfombra la manera más sencilla de proceder es ayudándote de la aspiradora que tienes en tu casa. Estos electrodomésticos vienen con accesorios específicos para las superficies de lana. Coge el brazo específico de tu aspirador para eliminar cualquier resto de suciedad o polvo de la alfombra. Si no tienes una aspiradora a la que echar mano en tu domicilio lo mejor es que compres una. Gracias a estos potentes aparatos te será más fácil afrontar la limpieza de la vivienda.

  • Déjala al aire para que pierda el mal olor

Una vez pasado la aspiradora por las dos caras de la alfombra debes de dejarla al aire, de esta forma se le irá el mal olor que pueda haber acumulado. Esto sucede sobretodo en los hogares de los fumadores. Al dejar la alfombra al aire el tejido se ventilará y perderá el mal olor que podría haber acumulado a lo largo de su uso en el interior de tu casa.

  • Aplícale un quitamanchas en las zonas sucias si fuera necesario

Una vez retirado el polvo y aireado la alfombra ya sólo te quedará ver si tiene alguna mancha. A veces estas manchas pueden deslucir el estado de las alfombras. Si detectas una mancha no debes de preocuparte, con los nuevos quitamanchas podrás eliminarla sin mayores problemas. En tu droguería de referencia sabrán aconsejarte el producto más adecuado. Aplícalo sobre la alfombra siguiendo las instrucciones del fabricante. Normalmente es necesario aplicar el químico y esperar unos minutos a que actúe con éxito, después puedes eliminar su residuo con una gamuza mojada en agua. Así acabarás con la limpieza de alfombras con éxito, sin recurrir a los servicios de una lavandería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies