A qué grados lavar la ropa

No siempre es suficiente contar con las mejores lavadoras en nuestro haber. También hay que saber cómo utilizarlas de forma correcta. Es cierto que hoy en día poner la colada es una tarea mucho más sencilla gracias a las tecnologías que incorporan que, indudablemente, nos hacen la vida más fácil.

Cualquier lavadora que encontremos hoy en día en el mercado, dispone de una gran variedad de programas dependiendo por ejemplo del tipo de tejido que vayas a lavar. Cualquier lavadora, con alguna variación dependiendo de la marca o modelo, dispone de programas para lavar ropa delicada, ropa de deporte, edredones, algodón, sintético, lana, camisas…
Con todas estas opciones es complicado equivocarse. Tan solo tienes que hacer una selección de prendas antes de introducirlas en el tambor, y elegir el programa apropiado.
Estos programas tienen unas configuraciones asociadas en cuanto a temperatura, tiempo de lavado, consumo, etc.
Sin embargo, que estos programas tengan asociados ya unos parámetros, no implica que no puedas modificarlos a conveniencia. Lo que quiero es decir es que, por ejemplo, vas a poner una lavadora con toda la ropa del gimnasio, pero olvidaste ponerla por la mañana y necesitas tenerla lista antes de lo previsto. Pues bien, si seleccionas el programa para lavar ropa deportiva, automáticamente en el display te marcará los parámetros que tiene asociados, por ejemplo, una duración de 2 horas y media. Pero como digo, necesitas que la colada esté lista antes de ese tiempo, pues puedes seleccionar el modo “rápido”, que reduce ese tiempo a la mitad, eso sí, debes tener en cuenta que seguramente eso, aumente el consumo del electrodoméstico.

Otro de los aspectos que también puedes modificar es la temperatura, y es que no siempre tienes por qué lavar las prendas a los mismos grados. Puede que, en esa ocasión en concreto, tu ropa esté más sucia de lo normal o quieras desinfectarla más a fondo, y necesites cambiar los grados del lavado.
Como digo, puedes hacerlo sin problema, eso sí, para ello deberías al menos conocer los riesgos que existen en cada caso.

Consejos prácticos

Seguramente tu lavadora baraje un abanico de grados que oscilen desde los 30º, que sería el lavado en agua fría, hasta los 90º, aunque debes saber que pocos tejidos soportan esta temperatura tan elevada y que normalmente la temperatura más utilizada cuando necesitas lavar algo en caliente, es la de 60º

De hecho, mi principal consejo antes de lavar la ropa es uno muy sencillo: acostúmbrate a mirar las etiquetas de las prendas. Te evitará más de un susto. Y es que es muy frecuente escuchar aquello de… la lavadora me ha encogido mi camiseta favorita. Pero esta afirmación en sí es errónea. No es la lavadora quien encoje la ropa, sino que eres tú mismo por no haberla lavado correctamente o respetando las indicaciones del fabricante.

Por eso, para que todas tus prendas se mantengan en perfecto estado es primordial fijarse en los símbolos de cada etiqueta y en su composición. Además, para ponértelo más fácil aún, todas las etiquetas incluyen la temperatura máxima a la que pueden ser lavadas. Si decides no seguir esas indicaciones y lavar la prenda a una temperatura mayor, corres el riesgo de estropearla.

Para ampliar la información sobre tipos de tejidos y temperaturas para lavarlos, puedes pinchar en este enlace.

Tejidos y temperaturas

Así, pues, siguiendo esta premisa, bastará con que tengas claro algunos detalles. Por ejemplo:

¿Qué ropa puedo lavar a 90 grados? Pues únicamente puedes lavar a esta temperatura los tejidos muy resistentes como el algodón. Suele utilizarse esta temperatura para lavar prendas de trabajo, o con ropa que esté muy sucia, porque consigue una eliminar de forma bastante eficaz las bacterias. ¿Y si lavo a esta temperatura encogerán las prendas? Si no son de algodón no solo encogerán, sino que podrían estropearse. Sin embargo, si son algodones ya tratados no tiene por qué haber ningún problema.

¿Encogerá mi ropa si la lavo a 60º? Quizá. Aunque no es una temperatura tan elevada como la anterior, sigue siendo una temperatura alta y por eso, debes tener cuidado con las prendas que lavas a estos grados. Las prendas de algodón suelen resistirla muy bien, como por ejemplo la ropa de cama, o la ropa blanca de este tejido.

¿Hay riesgo si la lavo a 40º? Si lavas tu ropa a esta temperatura no hay ningún riesgo de que encoja. De hecho es la temperatura que más habitualmente tienen los programas automáticos porque es adecuada para una gran variedad de tejidos, y también es la temperatura máxima a la que puedes lavar las prendas más delicadas sin que se estropeen.

¿Qué puedo lavar a 30º? Estos grados son los que se consideran el lavado en agua fría, y está recomendado para prendas que no presentan niveles altos de suciedad. Puedes lavar cualquier tejido a esta temperatura, pero debes saber que si lavas prendas demasiado sucias en agua fría por temor a que encojan lo que acabarás consiguiendo es que no se limpien bien, y que sigan contenido bacterias que el agua fría no ha podido eliminar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies