Aprende a descongelar el congelador

Si tu congelador tiene ya algunos años o si a la hora de comprarlo descartaste el sistema No Frost tendrás de descongelar el congelador de manera periódica. La escarcha se hielo va acumulándose en los congeladores y hace que pierdas espacio para guardar los alimentos y el aparato funcione peor.

Deshazte de la escarcha de tu congelador. Sigue estos pasos

Cuando el congelador se llena de escarcha pronto comienza a funcionar peor, consume más electricidad y te dificulta sacar los alimentos de él. Sigue estos consejos para limpiar de escarcha tu congelador y vuelva a funcionar correctamente.

  1. Apaga el congelador

La primera acción que tendrás que hacer antes de descongelar el congelador será apagar el equipo. Así evitarás un gasto superfluo de luz mientras tardas en limpiarlo y aseguras la seguridad durante la limpieza.

Guarda los alimentos que necesites conservar congelados en una zona aislada. No tardarás mucho así que se conservarán sin problema.

  1. Retirar baldas y elementos portátiles

Antes de pasar a descongelar el congelador debes asegurarte lo has vaciado bien. Después extrae las baldas y elementos portátiles del interior. Si ves que alguno de ellos está congelado y se resiste a ser manipulado es mejor que lo quites.

No apliques fuerza a la hora de sacar los elementos. Al estar congelados podrían romperse. Es mejor dejar un tiempo para que el hielo se descomponga y facilite la extracción.

  1. Ocúpate del desagüe

Algunos congeladores están provistos de una manguera de drenaje o desagúe que normalmente sale por debajo del congelador. Revisa el manual de instrucciones para ver si tu equipo tiene manguera de drenaje. En caso de que la tenga para descongelar el congelador asegúrate redireccionas esta manguera hacia delante. Es importante que el agua caiga lejos del congelador.

  1. Evita que caiga agua

Asegúrate tienes controlada la salida de agua del congelador. Forra el suelo con papel absorbente y toallas. El papel de periódico puede servirte para esta acción.

  1. ¿Cómo descongelar?

Para descongelar el congelador tendrás que quitarle todo el hielo. Para esto tienes varias opciones que puedes escoger.

  • Como las abuelas

La manera más segura de descongelar es esperar a que el hielo se deshaga. Puedes optar por este método si vives en una zona cálida y no estás pendiente de que se te estropeen los alimentos conservabas en el congelador.

  • Usa un secador de pelo

Los secadores de pelo son una fuente segura de calor. Con ellos conseguirás que el hielo desaparezca. Asegúrate que el cable no está en contacto con el agua. Ten cuidado que el secador no toca las paredes del congelador. Podría dañarse.

  • Usa una espátula caliente

Para descongelar el congelador puedes servirte de una espátula caliente. Calienta al baño maría el filo de una espátula y luego aplícala donde está el hielo. Este irá cayendo.

  1. Sacar el hielo

Si el hielo ya está más blando puedes servirte de tu propia mano, un paño caliente o una espátula para ir retirando los restos. Procura no usar cuchillos u objetos punzantes. Puedes dañar las pareces del congelador.

  1. Recoge todo el agua

El congelador debe quedar limpio. Después de retirar el hielo asegúrate queda seco el interior del congelador pasándole un papel absorbente. Ten cuidado no salpiques toda la cocina en esta gestión.

  1. Limpiar

Este es el momento de atacar a esas manchas difíciles que has observado en el congelador. Usa una esponja humedecida en agua y jabón para frotar en las zonas que veas manchas y suciedad. Así además de descongelar el congelador verás que luce tan limpio como el primer día.

  1. Asegúrate queda seco

Si has tenido que limpiarlo cerciórate ha quedado seco el congelador. Puedes usar un papel absorbente de nuevo para esta operación. Es necesario que el aparato este bien seco antes de encenderlo para que el hielo tarde más tiempo en aparecer. Si enciendes el equipo con agua la escarcha no tardará en formarse de nuevo.

  1. ¿Funcionan las juntas?

Las juntas de las puertas del congelador en ocasiones pueden sufrir fisuras o perder adherencia debido a la suciedad. Ahora que has empezado a descongelar el congelador es el momento de revisar que las juntas cierran correctamente.

  1. Engrasar las juntas

Para evitar que las gomas de las juntas de las puertas se resquebrajen conviene engrasarlas cada cierto tiempo. Unta un trapo en aceite, conviene uno espeso como el de oliva, y extiende el líquido por las gomas. Al principio verás que no se absorbe por igual, frota un poco más hasta que la goma vaya chupando el aceite.

  1. Enchufa el congelador

Una vez que el congelador está libre de hielo y limpio es el momento de volverlo a enchufar. Ya verás como ahora enfría más rápido y ahorras en la factura de la luz.

Si la tarea de descongelar el congelador te ha resultado muy costosa y larga es porque has esperado demasiado a descongelarlo. El hielo se acumula con rapidez. Se recomienda proceder con estos pasos cuando el congelador tenga una capa de hielo de seis milímetros de grosor. Si esperas a que esta capa sea mayor te costará más descongelarlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies