4 razones para comprar un frigo americano

Siempre te has quejado de que te quedas sin espacio en la nevera, sobre todo cuando vuelves del supermercado con el carro de compra a rebosar y un montón de bolsas. O cuando dedicas los domingos a cocinar y preparar el menú de toda la semana, que luego intentas guardarlo todo en el frigorífico y en el congelador, y no hay manera de conseguir guardarlo todo.
Quizá lo que realmente necesitas es comprar un frigo americano.

Seguramente estás cansado de verlo en las típicas series americanas, esas en las que siempre tienen cocinas inmensas, con mesas de madera enormes donde come toda la familia, con grandes ventanales que dan a un espacioso jardín, y con un frigorífico tan grande que podrías meterte dentro cuando necesitas tomarte un respiro y desaparecer por unos momentos…
Bromas aparte, es cierto que estos frigoríficos son muy frecuentes es estos países, pero quizá no tanto en el nuestro. Aunque esto está cambiando considerablemente, y ya se pueden encontrar en muchas cocinas.
Las razones por las que comprar un frigorífico de este tipo son varias, aunque debes saber que además de pros, también hay algún contra a tener en cuenta. De hecho, si estás realmente interesado en su compra, te recomiendo leer este artículo de la Ocu.
Empecemos por el principio…

Ventajas para tu cocina

En primer lugar, debes tener claro que la función de tu frigorífico sea cual sea su tamaño, es la de conservar los alimentos en las mejores condiciones y durante el mayor tiempo. Por eso, lo recomendable es elegir siempre marcas de confianza que te ofrezcan garantías no solo en el momento de la compra, sino también después, como por ejemplo con un buen servicio técnico que lo respalde.

Si hablamos de las razones o ventajas de escoger un frigorífico americano tenemos que nombrar sin duda las siguientes:

  • Flexibilidad: ¿Qué significa? Pues que con este tipo de frigorífico tienes la gran ventaja de que, en caso de necesitar más espacio en la nevera, puede utilizar parte de congelador para ello. Vamos, que será muy complicado que con un frigorífico de este tipo te quedes sin sitio para los alimentos frescos.
  • Más espacio y conservación. Que cuentas con más espacio es indudable. Estos frigoríficos tienen una capacidad de unos 550 litros, pero además, incorporan también las últimas tecnologías como los cajones para frutas y verduras o carnes y pescados, que tiene la temperatura óptima para conservarlos en las mejores condiciones. O el expendedor de agua y hielo que caracteriza a estos frigoríficos y que evitará que abras la puerta frecuentemente, con el consiguiente ahorro de energía.
  • Comodidad: Otra ventaja de estos electrodomésticos, quizá no tan nombrada cuando hablamos de ellos, pero no por ello menos importante, es la comodidad a la hora no solo de guardar los alimentos, sino también de sacarlos. Por ejemplo, en un frigorífico combi, el congelador siempre queda en la parte inferior, lo que requiere que cada vez que introducimos o sacamos un alimento, tenemos que agacharnos. Esto cambia con los frigoríficos americanos, ya que al tener el congelador desde el suelo hasta su parte más alta, podemos colocar los alimentos que vamos a utilizar más fácilmente en la parte más accesible, y colocar en la zona inferior y superior, aquellos que sabemos que no vamos a utilizar con frecuencia. Esta ventaja es muy importante para personas con problemas de espalda, por ejemplo.
  • Temperatura por zonas: La mayoría de los modelos permiten ajustar una temperatura diferente en cada zona para que cada alimento se conserve en las condiciones específicas que necesite, o con el grado de humedad óptimo.

También hay contras

Sin embargo, debes saber que también existen algunos inconvenientes a tener en cuenta, y que una vez que los conozcas, deberás poner en una balanza y sopesarlos.

Su tamaño, por ejemplo, al igual que puede ser una de sus grandes ventajas, ya que te permite y te ofrece una capacidad de almacenaje muy grande, también puede convertirse en uno de sus inconvenientes, y es que necesitas disponer de un gran espacio en tu cocina para poder instalarlo. En algunas casas, el hueco para el frigorífico ya viene preparado para poder instalar una nevera americana, pero esto no es lo más frecuente, por lo que muchas veces, es necesario renunciar a parte de los muebles de la cocina para poder instalarlo. Ahora bien, solo tú puedes decidir si tu cocina cuenta con los muebles suficientes para poder renunciar a parte de ellos o no.

Su dispensador de agua y hielo, que puede ser una gran ventaja para muchos, puede convertirse al igual que su tamaño, en un inconveniente. Debes saber que para que el dispensador de agua funcione, es necesario incluir en el frigorífico una toma de agua. Sin embargo, dependiendo de cómo esté realizada la instalación en casa, incluir una toma de agua es una complicación que no tendríamos con otro tipo de nevera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies