Comprar un lavavajillas barato

Estamos todos muy tocados del bolsillo, así que entre otras cosas buscamos no arruinarnos cuando compramos un electrodoméstico, véase lavavajillas. Y una de las jugadas más evidentes para no llegar a ese extremo es comprar uno lo más barato posible. Bueno, es una opción. No la peor, necesariamente. Pero tampoco la mejor, seguramente. Lo idóneo es encontrar el equilibrio entre lo barato y lo bueno. Es complicado, pero se tiene que intentar. ¡Y lo intentaremos!

El precio de un lavavajillas no ha de ser la única razón de compra

Esto es muy fácil de decir o, mejor dicho, de escribir. Porque obviamente hay economías acuciadas que no se pueden detener en estudiar según qué prestaciones.

– ¡Pero es que no seca maravillosamente bien los platos!

– ¿Y qué? No llego maravillosamente bien a fin de mes.

Y fin de la conversación. Lo que sí conviene es intentar pensar a largo plazo. Sumemos reparaciones (pasta) + recambios (dinero) + consumo energético (euros) + enormes molestias (no tiene precio, lo sabemos todos). Este es un post para centrarnos en modelos baratos, pero no obstante en este mismo blog podéis ver, ampliadas, algunas ideas antes de comprar un lavavajillas. Las resumo un poco:

La capacidad de carga. Hay numerosos modelos en este sentido. Con la función multizona se puede seleccionar si se quiere lavar el cesto superior o bien el inferior. Quizá sea lo que más claro se puede tener a la hora de decidirnos por uno u otro modelo.

Ruidos. Con más de 60 decibelios estaríamos hablando de un aparato ya bastante ruidoso. Menos de 40 decibelios lo podemos considerar un lavavajillas silencioso.

¡Importante! Que el lavavajillas tenga una gran capacidad

¡Importante! Que el lavavajillas tenga una gran capacidad

Funciones:

Lavado intensivo a alta temperatura. Una especie de antibiótico electrodoméstico. Alcanza los 75⁰ (lavado normal: 50⁰ – 65⁰). El lavado ecológico gasta menos electricidad, aunque dura más.

Secado. Relativamente nueva prestación con un gran progreso en los últimos años (a resaltar el secado por zeolitas de Bosch).

Time-delay. Es decir, programación para aprovecharse de la tarifa nocturna.

Programas fríos. Se basan en sensores del agua sucia para conocer las necesidades de lavado, aplicando agua fría.

Mantenimiento. Lo mejor (aparte de un servicio técnico de calidad, claro) es tener un filtro de agua y un contenedor que se limpien automáticamente.

 

Los lavavajillas más baratos del mercado

¡Pero ya sabéis que intento seleccionar modelos de calidad contrastada! No pondré los baratísimos (porque esos son malísimos), pero me sigo haciendo eco de la entrada que os comentaba más arriba, en la que digo que “las tres mejores marcas son Teka, por su resistencia, Siemens por su silencio y eficacia, y Balay por su relación calidad-precio y su bajo consumo”. Os pongo como siempre el enlace a las páginas de los respectivos fabricantes. ¡Gracias por leer este post!

Teka lp7-811 blanco

Indesit DIF 16T1 A EU

Siemens SN25E213EU

Candy CDPE 6333

Balay 3VF301NP

 

¿Será esto un lavado de dinero? (¡Festival del Humor!)

¿Será esto un lavado de dinero? (¡Festival del Humor!)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies