¿Instalarías en la cocina una nevera vintage?

La buena noticia es que si la quieres para darle un nuevo aire a la cocina, o simplemente porque buscar algo distinto a todo lo que se mayoritariamente en las tiendas, que sepas que existen. Y la búsqueda no te llevará mucho tiempo. Eso sí, debes tener en cuenta desde el principio que elegir una nevera retro no sale más barato que equiparla con un combi de los que llamaríamos normales. Por cierto, apunte de interés: los combis siguen siendo el tipo de frigorífico más vendido en España.

Una nevera vintage en la cocinaLas dos marcas más potentes en este segmente (el de las neveras vintage) son, al menos por visibilidad en Google, los combis de Becken y los frigoríficos de dos puertas de Smeg (ojo que ninguna de las dos se limita exclusivamente a ellos), una de las marcas más representativas del segmento. Es importante señalar que elegir un frigorífico combi vintage no tiene porque suponer una perdida de calidad en el almacenamiento de los alimentos. De hecho, este modelo no tiene nada que envidiar a otras neveras de las que se pueden comprar hoy en día:

  • No frost para que el hielo y la escarcha no sea un problema en términos de mantenimiento.
  • 237 litros de capacidad de almcenamiento en la parte de refrigeración. Es decir, a la altura de cualquier combi normalito que no lleve el apellido “vintage” en el nombre.
  • 42 dB de ruido para no molestar cuando esté en funcionamiento y A++ de etiqueta energética.

Las conclusiones son bastante claras: lo que tiene de retro este frigorífico es la estética, porque a nadie se le escapa que en sus años orginales no existía le tecnología no frost, ni mucho las etiquetas de eficiencas energética.

Smeg, la nevera vintage famosa

Cuando nos vino a la cabeza un post sobre este tipo de neveras a la cabeza nos vino directamente un modelo de Smeg rosa que se pueden ver en una famosa serie de televisión. Piensa bien, seguro que la acabas viendo tarde o temprano en esa serie que tantas repeticiones tiene a lo largo del día. Smeg tiene una gran cantidad de neveras vintage en su catálogo: tiene combinados y frigoríficos de dos puertas (ya sabes, ambos con congelador pero uno en la parte de abajo y otro arriba), e incluso frigoríficos de una puerta. También van servidos de tamaños variados: fíjate en esta reducida opción para la cocina. Es curiosa de ver, pero a buen segurno que no cumple con los mínimos de almacenamiento habituales.

Una vez que  las has visto, o que ya las conocías, ¿serías de los que vuelven años atrás para poner una nevera vintage en su cocina?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies