Consejos para comprar un lavavajillas

Si vas a comprar un lavavajillas, sigue leyendo. Aquí encontrarás consejos para acertar con tu compra. Lo primero que tienes que valorar es el hueco que tienes en tu cocina. La medida estándar de un lavavajillas es 60 centímetros pero existen modelos más grandes de 90 centímetros y más pequeños, de 45 centímetros, para espacios más reducidos. La ventaja es que estos electrodomésticos, a pesar de su tamaño, tienen las mismas prestaciones y tecnología que el resto.

Elegir bien la medida

Por ejemplo, los modelos de 45 centímetros de Balay tienen también el programa de 1 hora y la función pausa+carga para introducir los utensilios olvidados. Además cuentan también con una bandeja de cubiertos, el dosificador de detergente de pastillas, que es una de las novedades de estos aparatos, y varillas abatibles en sus cestas para ganar en capacidad.

Aunque habitualmente colocamos los lavavajillas a ras de suelo, también podemos instalarlos en alto. Para ello deberemos elegir un modelo con puerta deslizante y, en el momento de la instalación, dejar un espacio entre la puerta y el mueble. Eso sí, te aconsejamos que consultes las medidas exactas con el fabricantes antes de hacer la compra.

Funciones a tener en cuenta

¿Lavavajillas de libre instalación o integrables?

Una vez que has resuelto la medida, toca decidir si quieres un lavavajillas de libre instalación o integrado en los muebles de tu cocina. Estos últimos pasan desapercibidos si eliges el mismo frontal que el resto del mobiliario. Con ellos conseguirás aportarás un estilo homogéneo y diáfano a tu cocina. Puedes elegirlo también de diferentes medidas: 60 o 45 centímetros.

Un lavavajillas cada vez más flexible

La capacidad del lavavajillas es otra de las cuestiones que debemos valorar en el momento de la compra. Los modelos de 60 centímetros tienen una capacidad de unos catorce servicios. Hablamos de servicio para referirnos a los utensilios que necesita un comensal para un primer y segundo plato con postre. (Plato hondo, plato llano, postre, tenedor, vaso, etc).

Pero aunque esto es importante, debemos fijarnos sobre todo en la flexibilidad y en la disposición de las bandejas. Hay modelos que permiten regular la altura de la cesta superior, algo muy práctico si queremos meter vasos o recipientes altos. Otra de las novedades son las varillas abatibles de las cestas, lo que nos permitirá lavar ollas, cacerolas, fuentes sartenes… es decir recipientes para los que necesitamos más espacio. Estas dos prestaciones amplían las posibilidades del lavavajillas y nos permiten sacarle más partido.

Lavavajillas más eficientes

La eficiencia energética ha ganado muchos puntos en los valores de los consumidores, cada vez más comprometidos con el medio ambiente. Quiere el electrodoméstico más eficiente, el que menos energía consume.

Lo primero que tenemos que saber es que usando el lavavajillas utilizaremos menos cantidad que si lavamos a mano en el fregadero. Pero dentro de la gama de lavavajillas, hay algunos que son mucho más eficientes que otros. Los catalogados con la etiqueta A+++ necesitan sólo unos 8 litros en cada ciclo de lavado. Si, además incorporan el mineral zeolitas, que absorbe la humedad y la transforma en calor, todavía son más eficientes.

Silencio, por favor

Cuando entramos en nuestra casa, queremos que reine la paz, aunque todos sabemos que esto es casi imposible, sobre todo si tienes la suerte de vivir acompañado.

Pero podemos hacer algo que está en nuestro alcance: evitar los ruidos de los aparatos y comprar un lavavajillas silencioso. Los fabricantes de electrodomésticos han avanzado en esta dirección y ofrecen aparatos cada vez menos ruidosos.

Si además tienes una cocina americana o abierta al salón éste es un aspecto que debes tener muy en cuenta a la hora de hacer tu compra. Algunos lavavajillas tienen un aislamiento acústico que reduce a 42 decibelios el ruido que generan como los modelos de Siemens, aunque podemos encontrarlos también en otras marcas.

Y, por último, no te olvides de los programas. Prácticamente todos los modelos incluyen los mismos, pero podemos encontrar diferencias notables. Si te preocupa el consumo eficiente, asegurate de que el modelo incorpora un programa eco, y si sueles ir con prisas busca uno con programa rápido de 1 hora o incluso menos, 30 minutos. Además, hay también lavavajillas con dosificación de detergente con los que solo tendrás que rellenar el depósito una vez cada veinte lavados.

¿Te ha servido este post? Esperamos que pueda guiarte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies