Electrodomésticos baratos

Zanussi, Panasonic, Bosch, Daewoo, Balay, Siemens, Miele… En el mercado hay muchas marcas de electrodomésticos, y eso abre muchas opciones al consumidor pero también complica la decisión. ¿Cuál durará más? ¿cuál tendrá la mejor relación calidad precio? ¿Los electrodomésticos baratos realmente salen caros o a día de hoy todos son iguales?

Estas son algunas de las preguntas que surgen cuando tenemos que cambiar un electrodómesticos en el hogar. Son cuestiones importantes, ya que el desembolso va a ser también importante. Un electrodoméstico como un frigorífico puede llegar a costar 800 euros, con lo cual más vale que pensemos y comparemos antes de hacer nuestra compra.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el frigorífico “para toda la vida” se ha acabado.

Los electrodomésticos cada vez duran menos, pero sigue habiendo muchas diferencias entre los fabricantes. Es decir hay aparatos que llegan a durar muchos más años que otros.

Se trata de identificarlos, y eso es lo que vamos a hacer en este artículo. En la mayoría de los casos su precio es superior, pero a la larga compensa, ya que la diferencia de partida no es tanta.

¿Lo barato sale caro?

Para tener esta información hemos recurrido a un estudio de la Organización de Consumidores (OCU). En 2018, realizó una encuesta a 15.000 consumidores sobre el grado de satisfacción de sus electrodomésticos y cuánto tiempo les había durado. La conclusión no puede ser más interesante, porque indican que acercar con la marca “no sólo es determinante por la calidad del aparato, también para su duración”.

Los electrodomésticos estudiados en esta encuesta fueron: lavadoras, frigoríficos, lavavajillas, microondas, planchas, secadoras y aspiradoras.

De todos ellos se extrajo que el que más duraba en los hogares era el frigorífico, con un a media de doce años y el que menos, la plancha. Por tanto, el frigorífico para toda la vida que vemos en casa de nuestros abuelos ha pasado a la historia. Estamos en la era de la obsolescencia programada, aunque si tu frigorídico dura doce años puedes considerarte un afortunado/a.

Entre ese rango de tiempo, se sitúan el lavavajillas y la secadora o la lavadora con diez años. Por debajo, la aspiradora o el microondas, que llegan a los nueve, según este estudio.

FRIGORÍFICOS

Vamos a fijarnos en los frigoríficos, ya que es el electrodoméstico del hogar al que más uso le damos y que está en funcionamiento prácticamente los 365 días del año. No siempre la marca más económica es la menos duradera. De hecho, Bauknecht o Zanussi son las marcas más duraderas, al llegar a los catorce años. En el lado opuesto de esta escala se sitúan Samsung o Beko, con diez años.

Frigoríficos pequeños

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En medio se sitúan algunas de las marcas más conocidas, y que no necesariamente son las caras. Bosch, AEG, Balay, Smeg, Edesa, Whirlpool o Hoover duran cerca de doce años. Por tanto, sí que podemos encontrar fabricantes que garantizan una mejor relación calidad y precio en el caso de los frigoríficos, donde encontramos aparatos de buena calidad a unos precios asequibles.

LAVADORAS

¿Qué ocurre con las lavadoras? Aquí sí que encontramos más diferencias en cuanto a la vida útil de estos aparatos. Miele es la marca que más dura en este caso, con 16 años frente a los diez años de media del resto. Justo detrás se sitúa Neff, con 14 años, y le siguen Siemens, Baucknecht, Zanussi, Bosch. Todos con 12 años. En el lado opuesto, Teka, Samsung y Beko con ocho y siete años.

Este ranking nos ayudará a hacer una buena compra, ya que en el mercado encontramos precios similares. Se tratará de decantarnos por aquellos que tienen una vida útil más larga.

MICROONDAS

Nos detenemos finalmente en los microondas, porque es llamativa la diferencia de años que hay entre las distintas marcas. Encontramos, por ejemplo, Miele o Philips, que llegan a los trece y doce años, respectivamente. Le siguen Moulinex, Siemens y Panasonic, que alcanzan los 11. En duración media, unos 10 años, encontramos a Bosch o Balay. Y en la parte baja de la escala a Orbegozo o Becken, que llegan solo a los seis años. Por tanto, aquí sí que encontramos una diferencia significativa que puede hacer que lo barato salga caro finalmente.

No obstante, hay un truco que no falla para conseguir electrodomésticos de calidad a precios más asequibles. Los fabricantes suelen vender los aparatos con taras en sus fábricas o almacenes. Estos outlets son el espacio perfecto para encontrar oportunidades, ya que muchas veces estos aparatos tienen taras, como un rasguño, que apenas se ven una vez que están colocados en la cocina. Pero que los fabricantes no pueden vender así.

Además, ya sabes… los electrodomésticos más eficientes a la larga salen también más baratos, porque suponen un ahorro energético en la factura de la luz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies