Frigorífico de cristal

El frigorífico es el electrodoméstico rey de la cocina. No sólo es imprescindible para conservar los alimentos, pues por algo lo utilizamos los 365 días del año (salvo largas vacaciones), es también un elemento que por su diseño aporta personalidad a nuestro hogar.

Diseño espectacular

Los frigoríficos son grandes y ocupan un espacio importante, de ahí que nuestra mirada se vaya directamente a él cuando entramos en una cocina. Ahora además las marcas cuidan también el diseño de sus electrodomésticos. Antes prácticamente todas las neveras eran iguales, en cambio ahora encontramos grandes diferencias.

Hay frigoríficos combinados, “vintage” o americanos de diferentes tonos. Desde el blanco tradicional al acero antihuellas o el cristal negro. En este post, vamos a hablar de las características del frigorífico de cristal, puesto que todavía es un gran desconocido para muchos cuando, sin embargo, es una opción muy recomendable para todos aquellos que buscan un diseño especial. ¡Vamos a conocerlo!

El frigo ideal

Balay ha lanzado una serie “cristal” con la que tu cocina “brilla”. Así lo vende esta marca del grupo BSH y la verdad es que no le falta razón. Esta nevera tiene una puerta de cristal con unos tiradores integrados verticales.

El efecto es el de una superficie lisa y reluciente que aporta un diseño vanguardista a tu cocina. Si hace unos años, el acero antihuellas eran los frigos más bonitos, los de cristal van muchos pasos más allá. Quedan espectaculares.

Además, los podrás encontrar en cristal blanco o en negro para que puedas combinarlos de la mejor manera posible con el resto de electrodomésticos de la cocina.

Pero estos frigoríficos no sólo se caracterizan por su espectacular diseño, tienen también otras prestaciones que los hacen muy deseables. Para empezar están equipados con la tecnología full skin condenser por lo que la capacidad de su interior es mucho más amplia que la de una nevera convencional. Así organizar los alimentos es más fácil.

Cuenta además con una LCD integrada en la puerta para que desde el exterior, sin necesidad de abrir la puerta, podamos regular la temperatura.

El espacio del congelador también da muchas opciones debido a su flexibilidad. Las bandejas de cristal, ubicadas entre los cajones, son muy prácticas cuando queremos congelar recipientes que no caben en los cajones.

Para ello sólo deberemos retirar uno o más cajón y utilizar estas bandejas para colocar copas de helado, cacerolas…

Si necesitas todavía más espacio para, por ejemplo, congelar barras de pan enteras u otros alimentos de gran tamaño, puedes retirar las bandejas y los cajones y tendrás un espacio diáfano.

Las botellas tienen también un espacio reservado para ellas. No es fácil encontrarles un hueco y siempre acaban mal colocadas. Este frigorífico viene equipado con un botellero cromado para organizar las bebidas de una forma cómoda y sencilla.

Este botellero se puede colocar y quitar en función de las necesidades. Se coloca de la misma forma que las bandejas. De esta forma, las botellas tienen la estabilidad y seguridad que necesitan.

Cuando compramos un frigorífico nuevo, queremos que conserve los alimentos de la mejor manera posible. Cuanto más tiempo, mejor porque todos sabemos que eso de ir al supermercado a diario es algo que hace mucho tiempo que se dejó de hacer. No tenemos tiempo, y habitualmente hacemos una compra a la semana, por lo que queremos que los productos se conserven frescos al menos durante siete días.

Por ello, los frigoríficos han avanzado en este sentido y ofrecen al cliente cajones donde la fruta y la verdura se conservan hasta el doble de tiempo. Lo hacen asegurando un nivel de humedad adecuado.

Este cajón cuenta con un botón que deberemos activar cuando introduzcamos fruta, y otro diferente para las verduras y las hortalizas.

Estos frigoríficos son también más eficientes, consumen menos energía y además utilizan iluminación led, que consume hasta diez veces menos que la bombilla convencional. Además iluminan con más claridad llegando hasta todos los rincones de la nevera de forma progresiva.

Estas son las principales características de estas neveras no frost diseñadas con puertas de cristal. Es un ejemplo de que el diseño no está reñido con la tecnología. Este frigorífico aúna las dos cosas y, por ello, es una opción muy recomendable. ¿Su precio? En torno a los 1.400 euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies