Frigoríficos en acero inoxidable

El frigorífico más bonito es sin duda el de acero inoxidable. Bueno, al menos en mi opinión. Pero lo que ya no es tan opinable es que este material, que le da al frigo una elegancia que a los demás les cuesta alcanzar, tiene también el (no precisamente pequeño) inconveniente de que hay que dedicarle un cierto tiempo al mantenimiento y la limpieza. En ese sentido es menos agradecido. Digamos que resulta bastante más fácil estropear una superficie de acero inoxidable y, lo que es aún peor, bastante más notable. Especialmente cuando se trata de arañazos. Con ellos hay que tener un especial cuidado si no queremos que nuestra nevera acabe como un ecce homo.

Eso sí, más allá de la estética, para ciertos electrodomésticos, el acero inoxidable es garantía de calidad en el funcionamiento así como de una vida útil más larga de. Aquellos aparatos que pueden tender a acumular mucha grasa, como el caso de las campanas extractoras, son un claro ejemplo de lo que decimos.

Mantenimiento y limpieza

Los fabricantes son conscientes de lo delicadas que son las superficies de acero inoxidable, por lo que no es raro que saquen al mercado productos de limpieza destinados en exclusiva a este material (¡gracias, desinteresados fabricantes!) Aunque nos puede sonar un poco raro, este tipo de productos

Hay que reconocer que son superelegantes

Hay que reconocer que son superelegantes

reciben el nombre de detergentes.

Pero además de saber que tenemos que usar los detergentes especiales, tenemos que tener en cuenta que es importante emplear el tipo de paño correcto para aplicarlos sin perjudicar la superficie. Algunos de vosotros probablemente ya lo haréis, pero nunca está de más avisar de que  tenemos que aplicar los detergentes o los sprays, pues también éstos se comercializan, con una gamuza. Aunque en principio cualquiera serviría y sería mejor que un paño normal, volvemos a lo de antes: los fabricantes de vuestros electrodomésticos probablemente vendan productos específicamente diseñados para ellos. Si podéis haceros con ellos, pues mejor que mejor.

Sabemos que el acero inoxidable es uno de esos curiosos enfermos con salud de hierro (ejem, de acero). Son muy, muy resistentes, pero a la vez son muy de mírame y no me toques. A veces, incluso prestando mucha atención a la limpieza y tratando los electrodomésticos con cuidado, pueden aparecer rasguños o manchas de corrosión (los rasguños quedan feos, pero la corrosión es además muy peligrosa para los mecanismos de las máquinas, porque desde la superficie pueden llegar hasta el interior como si fueran un tumor).

Por otra parte y si existen dudas sobre cómo limpiar o realizar el mantenimiento de un modelo en particular, siempre se puede contactar con el servicio técnico de la marca. Entre otras cosas, una de sus misiones es asesorarnos sobre cómo llevar a cabo un buen mantenimiento.

Cuidado con los arañazos

Además de la gamuza, que ya hemos visto, una buena idea para evitar los arañazos pueden ser las toallitas de limpieza, que son especialistas en la eliminación de las marcas de los dedos. Esas marcas no arruinarán el aparato, pero cunden un montón y a veces dan más sensación de suciedad de la que es real. El secreto de estas toallas es un aceite especial que da brillo y además sirve para prevenir la aparición de manchas y huellas.

También se comercializan polvos que, mezclados con agua, dan como resultado un líquido espeso, casi una pasta, que sirve también para eliminar manchas y marcas.

Algo a tener en cuenta antes de adquirir estos productos es que sea posible aplicarlos tanto en superficies calientes como en frías. De ese modo ganamos en versatilidad y lo podemos usar en varias máquinas. Además ¿quién sabe si el día de mañana no vamos a cambiar un electrodoméstico y lo vamos a necesitar?

Por último, en este pequeño listado no podían faltar los aceites especiales, con fórmulas que hacen que puedan sustituir a los detergentes y a los sprays. En todo caso, hay que tener mucho cuidado con los productos químicos, y si optamos por un aceite, asegurarnos de que el aceite es completamente biodegradable y no está hecho con este tipo de aditivos.

Por último, y no quiero insultar a vuestra inteligencia, pero de todo hay en la viña del Señor y me veo obligado a proclamarlo a los cuatro vientos, por si las moscas: ¡¡¡Estropajos nooooooooo!!!

Un bonito imán para arañazos

Un bonito imán para arañazos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies