La temperatura de nuestra nevera

Los frigoríficos de nuestros hogares se llenan de comida cada cierto tiempo, por lo que es muy importante mantener una buena organización dentro del mismo y del congelador para evitar que se estropeen los alimentos y haya que tirarlos, y para que se conserven en las mejores condiciones. En este sentido, aspectos como la temperatura a la que tengamos la nevera y el congelador, el nivel de humedad y el orden en los diferentes compartimentos juegan un papel imprescindible.

La temperatura de la nevera y del congelador es fundamental para asegurarnos de que los alimentos se conservan correctamente y, por lo tanto, de que nuestra salud está protegida frente a intoxicaciones alimenticias. La refrigeración mantiene la comida durante más días y reduce el crecimiento de los microorganismos. Aunque los alimentos son perecederos, si se conservan correctamente en la nevera se mantendrán durante un tiempo específico con todas sus propiedades nutritivas, sabor y textura.

Mantener el orden y la temperatura en la nevera y en el congelador es fundamental. La temperatura óptima del frigorífico para que los alimentos se conserven correctamente es de 2 a 4 ºC y la del congelador debe estar a 18 grados bajo cero. Además hay que procurar guardar los alimentos que menos duran en la zona más fría y etiquetar los productos congelados para que no se pasen de fecha y tenerlos controlados.

Las neveras no frost tienen una gran ventaja frente a las convencionales y es que su sistema de ventilación no permite que se forme escarcha ni hielo en las paredes y, de esta manera, circule mejor el frío y los alimentos se pueden mantener en las mejores condiciones de conservación durante más tiempo. La tecnología no frost es una de las que más rápido enfría, congela de manera uniforme y eliminando el exceso de agua para que se conserven todas las propiedades. Las neveras no frost tienen controles independientes para regular la temperatura del congelador y del frigorífico y así mantener cada alimento en las condiciones óptimas de conservación que precisan.

También es importante, además de mantener la temperatura de la nevera en sus cifras recomendadas, guardar los alimentos envasados correctamente. Así, evitaremos que se sequen y que mantengan todas sus propiedades nutritivas, textura y sabor, evitando pérdida de humedad, moho y que se mezclen olores. Hay que evitar mezclar alimentos crudos con cocinados para que no se dé una contaminación cruzada y tampoco se debe guardar en un mismo compartimento alimentos de diferentes familias.

Cajones con control de humedad

El orden dentro de la nevera y del congelador también ayudará a mantener en buenas condiciones de conservación todos los alimentos. Los cajones con control de humedad están diseñados específicamente para una mejor conservación de los productos. Muchas marcas optan por incluirlos en la distribución de sus modelos de frigoríficos, como la conocida marca de electrodomésticos Bosch, que gracias a sus cajones VitaFresh mantiene los alimentos frescos, con todo su valor nutritivo, sabor y textura el doble de tiempo gracias a las condiciones de humedad de estos cajones.

Existen un cajón pensado para las frutas y verduras y  otro para carnes y pescados, de esta manera siempre tendrás en tu nevera alimentos que conservan toda su frescura, vitaminas, minerales y sabor gracias a su control de humedad y a la temperatura estable que los mantiene durante más tiempo en condiciones óptimas.

Las grandes marcas de electrodomésticos crean diferentes compartimentos de refrigeración dentro del frigorífico para poder controlar la temperatura y la humedad que cada alimento necesita. Como las necesidades de frío para cada comida son distintas, es necesario conocerlas y guardar los alimentos ordenados en sus diferentes compartimentos, en los cajones diseñados para ayudar a mantener las condiciones de humedad y temperatura ideal que cada alimento requiere.

Frutas eternas en la cocina

El cajón HydroFresh de Bosch es una de las tecnologías que te permite tener siempre a mano frutas y verduras frescas y con todo su sabor. Podrás disfrutar de una dieta sana comiendo todos los días frutas y verduras que se encuentran en sus mejores condiciones de conservación.

La circulación del aire y el alto nivel de humedad de los cajones para frutas y verduras ayudan a que estas mantengan sus minerales, vitaminas, frescura y sabor, siempre y cuando no se guarden en bolsas de plástico, ya que estas forman gotas de agua que estropean los alimentos frescos.

Por lo tanto, para una mejor conservación de los alimentos frescos cuida la temperatura, el nivel de humedad y el orden dentro de tu frigorífico y congelador.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies