Lavadoras eficientes A+++, cuando el ahorro energético sí importa

¡Pues claro que el ahorro energético importa! Nos importa en tanto que habitantes de la Tierra y dependientes de nuestro bolsillo. De una página web tan prestigiosa como www.etiquetaenergetica.com he sacado un dato tan curioso como el que transcribo aquí: “Con la energía que ahorras con las lavadoras más eficientes podrías ver 412 películas al año (Comparativa de consumo energético entre una lavadora A+++ -30% y una lavadora Clase B -media de los hogares españoles-)” ¡Es muy elocuente!

 

Consumo energético en Kw y consumo de agua

Vamos a dar una pequeña lección de física para intentar entender qué es exactamente eso del consumo energético y de qué maneras se puede medir. Debemos partir de la base de que la potencia eléctrica es la velocidad. ¿Velocidad? Sí, la velocidad en que se gasta la energía eléctrica que llega, en este caso, a un electrodoméstico (esa energía también se puede crear o transformar, pero no es el caso que nos ocupa). La unidad en que se mide la potencia es el vatio (W). Pero los electrodomésticos consumen muchísimos vatios, de modo que la unidad de medida que se emplea con ellos, para simplificar, es el kilovatio (kW), que abarca 1000 W y algunos que otros euros. El consumo eléctrico es, finalmente, los kilovatios que se consumen en una hora (kW h). Si el kilovatio por hora lo multiplicamos por la tarifa estipulada obtendremos el gasto del funcionamiento de un aparato durante un tiempo concreto. Por resumirlo en una fórmula que creo sencilla de entender:

0.1kW x 1 hora x tarifa (€ x kW h)

Repetimos la operación con lo que supondría de desembolso mediante un ejemplo práctico de lo que puede consumir una lavadora en una hora, teniendo en cuenta su potencia media y una tarifa de 0.106 € / kW (Iberdrola):

1 kW x 1 hora x 0.106 € / kW = 0.106 €

Pero claro, para poder hacer el balance del consumo de una lavadora hay que tener en cuenta no pocas variables, como el peso de la carga, la temperatura, el programa, el número de revoluciones… así que existe un supuesto en que se considera el consumo medio para que de alguna manera se unifiquen todos los modelos que existen, y es un programa a 60⁰ a plena y media carga. La mayoría de la potencia eléctrica la emplea la máquina en la resistencia que calienta el agua (y no en el motor cuando centrifuga, como pudiera parecer) en una proporción de, aproximadamente, 85% la resistencia y 15% el motor.

Por otra parte el consumo medio de agua, que también depende lógicamente del modelo, se encuentra entre los 50 y los 80 litros.

En la web que antes mencionábamos, www.etiquetaenergética.com, se enumeran las lavadoras más eficientes energéticamente hablando. And the winners are…!!

 

Una gran idea: programas cortos y a baja temperatura

Una gran idea: programas cortos y a baja temperatura

Guía para poner bien la lavadora para sumar eficiencia y ahorro

 

La lavadora consume casi un 12% de la energía que se gasta en una casa.  Una lavadora de eficiencia A++ puede consumir unos 350 W por hora ¡¡y 2850 W por hora si es una lavadora antigua (de gama media)!!

Un primer paso es contratar la potencia necesaria. Sinceramente, es fácil escribirlo pero me parece difícil de llevar a cabo, entre otras cosas por el temor a los continuos apagones. En esa misma línea de “deberes” difíciles de llevar a cabo está el hacer un seguimiento lo más regular posible de nuestro comportamiento de consumo energético con las facturas en mano. Si las estudiamos pormenorizadamente podemos llegar a conclusiones que nos sirvan de diagnóstico.

Más sencillo, en cambio, es meter en la lavadora una carga que no exceda de lo que puede soportar. Pero mucha atención, porque acostumbrarnos a cargarla demasiado poco es también nocivo para nuestra economía: nos obligaría a poner muchas lavadoras y ahí estaría la descompensación. Eso sí, los programas cortos y en frío son el Bien, recordad que donde más gasta la lavadora con mucha diferencia es en el proceso del calentamiento de agua. Los lavavajillas se rigen por unas normas parecidas, dicho sea de paso.

Muy rollo y muy productivo: estudiar nuestra factura

Muy rollo y muy productivo: estudiar nuestra factura

Muy importante es llevar el control de cuándo es más barato usar energía. Tengamos en cuenta que cuando más se usa la lavadora es entre las 10 y las 13, y las 19 y las 21. En verano y festivos se usa más por la mañana (la tarde es para la siesta y para ir a tomar un helado con el que mancharnos la camiseta que deberemos meter en la lavadora). En general, el kW / h es más barato de noche y más caro por el día, pero la tarifa no siempre va a ser la misma a todas horas durante todos los días. “La recomendación general es evitar consumos fuertes entre las 20.00 y las 23.00; por ejemplo, intentar no poner la lavadora o el lavavajillas en este lapso de tiempo”, explica Francisco Valverde, presidente de la Asociación de los Consumidores de Energía (ANAE), en el interesante reportaje de El País que podéis leer en este enlace.

Hasta aquí la entrada. Pero seguro que alguno tenéis algún truquillo que se me escapa. ¡No dejéis de compartirlo aquí! Gracias por seguirnos, seguiremos informando.

Para acabar, un vídeo con alguna consideración más. En serio, tenéis que verlo. Aunque luego no hagáis ni caso de las sugerencias, os aseguro que os reiréis un ratillo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies