Lavavajillas, algunas ideas antes de comprar.

Conceptos básicos.

 La capacidad de carga. O, en otras palabras, el número de cubiertos, o vajilla y cubertería por persona. Hay una gran variedad de modelos en función de todas las necesidades. Con la función multizona se puede seleccionar si se quiere lavar el cesto superior o el inferior. Se considera que una capacidad de ocho cubiertos es suficiente para una pareja. A partir de tres, se aconseja que sea de doce. Hasta el año pasado en mi casa funcionábamos cuatro personas con un lavavajillas pequeño. En otras palabras, nos pegábamos media vida inclinados sobre el lavavajillas.

¿Ruidos? No, gracias. Sé que no os parecerá lo más importante (de hecho, no lo es). Pero es que hace muy poco, perdonad si me repito con mis batallitas, pero me cambié de lavavajillas y… bufff… ni punto de comparación. Aquello antes parecía la Marcha Radetzky y ahora no se oye nada. ¡Menudo alivio! Para que os hagáis una idea, por encima de 60 decibelios funcionan los lavavajillas en el infierno, y por debajo de 40 decibelios los del paraíso. Casualmente los del paraíso no son los más baratos.

¿Qué funciones te hacen falta? Ya lo hemos mencionado en otros posts, pero nunca está de más recordarlo. ¿Para qué pagar por lo que no necesitas? Para no ser muy prolijo, resumamos las más importantes:

  • Lavado intensivo a alta temperatura, idóneo para acabar con las bacterias (y para gastar más, todo hay que decirlo), suele llegar hasta los 75⁰, cuando lo normal es que un lavado normal discurra entre los 50⁰ y los 65⁰. El lavado ecológico es lo contrario: más tiempo pero menos energía gastada.
  • Sistema de secado, una prestación que ha conocido un gran avance últimamente. ¡Di no a las marcas de agua! Me resulta especialmente llamativo el secado mediante zeolitas que ha introducido Bosch. Estos minerales retienen la humedad ambiental para convertirla en aire cálido. Por pura curiosidad científica, en este enlace podéis ver un vídeo de Siemens muy breve pero muy didáctico sobre el funcionamiento de las zeolitas.
  • Función time-delay o, en román paladino, la posibilidad de programar el lavado para momentos en los que el ruido no moleste o con la tarifa nocturna.
  • Los programas fríos. Me quito el sombrero ante los ingenieros que los han hecho una realidad. Disponen de sensores de la suciedad en la carga, gracias a los cuales la máquina se ajusta a la necesidad exacta de ese lavado. Con ellos el gasto de energía se llega a reducir a la mitad.

Mantenimiento. Una de las mejores funciones de los electrodomésticos es que te hagan olvidar que los tienes. Pero cuando se estropean te acuerdas de ellos y de muchas cosas más. El estropicio más habitual de los lavavajillas es el taponamiento. ¿Y por qué se obturan? Entre restos de alimentos y agua sucia no es difícil de imaginar. Por eso conviene que no sean muy difíciles de desmontar llegado el momento de la reparación. Pero como más vale prevenir que curar, tengamos claro que lo mejor es tener un filtro de agua y un “contenedor”, que además se limpien automáticamente.

Damas y caballeros, con todos ustedes, ¡los maravillosos platos sucios!

Damas y caballeros, con todos ustedes, ¡los maravillosos platos sucios!

Precios de lavavajillas, compra maestra

Más allá de los precios, y con toda la controversia que esta afirmación pueda suscitar, existe un cierto consenso en que las tres mejores marcas son Teka, por su resistencia, Siemens por su silencio y eficacia, y Balay por su relación calidad-precio y su bajo consumo (y para quien no lo sepa, ¡fabricados en España!). Por supuesto, de todas las marcas existen numerosos y muy buenos modelos. Ésta no deja de ser una enumeración, si bien basada en muchas opiniones. Para una relación más concreta de lavavajillas, pinchad aquí. Aparece un listado muy completo con los mejores modelos y sus capacidades, información sobre el encendido en diferido y el nivel de decibelios en funcionamiento. Y los precios, claro. Además, pinchando en cada electrodoméstico nos redirecciona a una página con más información.

Bajando con el cursor veréis una serie de respuestas a preguntas muy interesantes: ¿Qué lavavajillas tiene un mayor número de programas?, ¿qué lavavajillas es el más silencioso? o ¿qué lavavajillas consume menos agua al año? Y hay más…

 

¿Merece la pena comprar un lavavajillas para dos personas?

Me parece un final interesante para esta entrada, porque una pareja en una casa nueva se hace normalmente esta pregunta. Si en su anterior casa había lavavajillas, lo cual es más que probable, terminarán picando porque el nivel de incomodidad al lavar la vajilla siempre a mano es enorme. Por otra parte, y más allá del importante gasto inicial, está más que demostrado: lavando a mano se gasta mucha más agua, un lavavajillas siempre la optimiza, así que la respuesta es SÍ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies