Limpiar el filtro de la lavadora

Es una de esas pequeñas cosas (el rollo es que hay muchas de esas pequeñas cosas, pero qué se le va a hacer) que conviene hacer cada cierto tiempo a modo de mantenimiento del aparataje de nuestra cocina. En primer lugar, siempre debemos remitirnos a los mismos pasos propuestos por el fabricante. Es decir, que en el manual de instrucciones se explica mejor que mejor, con las particularidades propias de cada modelo.

No obstante existen algunas maniobras aplicables para todas las lavadoras. Al fin y al cabo todas tienen filtro, y por él pasa el agua llena de inmundicia, así que se va transformando en una pequeña presa de pelusa, botones, monedas y cosas ínfimas. Un grano no hace granero, pero… te arruina el filtro.

Es aconsejable sacar el filtro poniendo primero un recipiente grande debajo, algo así como una palangana, para que toda el agua no se desparrame por el suelo, además de tener una fregona a mano. Una vez con el filtro en nuestro poder, basta con limpiarlo con un cepillo pequeño. Eso sí, ya que hemos llegado hasta allí, ¡limpiémoslo bien! Y no nos olvidemos de limpiar el mismo orificio, porque también puede tener compañeros indeseables. ¡Fuera! A veces el problema está no ya en limpiarlo, sino en encontrarlo y extraerlo. Pues volvemos a lo de siempre: manual de instrucciones. Y en el caso de que en el manual no os aparezca por casa, pues se mira en la web del servicio técnico del fabricante en cuestión. Hacedlo. ¡Ellos están deseando que no les llaméis!

Lo que quiero que quede claro es la gran importancia de hacerlo, puesto que si no procedemos a su limpieza con cierta periodicidad (pongamos que hablo de dos meses) nos exponemos a que llegue a averiarnos la bomba de agua, y tanto su reparación como su sustitución nos pueden costar un buen pico.

 

Sirva esta absurda foto como absurda metáfora de lo que pasará si no tratáis con cariño a vuestra lavadora

Sirva esta absurda foto como absurda metáfora de lo que pasará si no tratáis con cariño a vuestra lavadora

 

Ropa con manchas, señal de alerta

Que la ropa salga de la lavadora sin haber sido lavada es una cosa muy fea, y ojalá el diagnóstico para ello fuera sencillo, pero la realidad es que puede haber varios motivos para ello.

En primer lugar, la misma naturaleza de la mancha. Por ejemplo, existen manchas que si son pequeñas nos resultan casi invisibles, como la del aceite o ciertos champús. El problema es que al entrar en contacto con un calor tan intenso como el de la lavadora se genera una forma de óxido muuucho más visible y que resalta cuando la sacamos de la lavadora.

Pero más probable, y ahí es donde quiero ir a parar, es que la suciedad provenga de la propia lavadora, del tambor o de su filtro, y de ahí la importancia del mantenimiento de la misma.

 

¡El tambor tiene que estar reluciente!

¡El tambor tiene que estar reluciente!

 

Cal y suciedad, enemigos públicos

Ah, el tambor. Todo va a parar al tambor. Es donde más fácilmente se acumula la suciedad y donde hay grandes posibilidades de formarse bolsas de óxido, que también contribuyen a la aparición de manchas en la ropa.

El exceso de detergente es otro error en el que se demuestra que no es cierto que “más vale que sobre que no que falte”.

Pero es la cal la que nos puede originar los mayores problemas. Lo mejor para luchar contra ella siempre será emplear el programa de Autolavado con agua caliente y usarlo una segunda vez con un producto específico antical.

De todas formas, y como siempre decimos por aquí, no hay nada mejor que el mantenimiento. Es, sin ningún lugar a dudas, lo que más alargará la vida de nuestra lavadora, nuestra ropa… y nuestro bolsillo.

 

2 comentarios

  1. Ángel 13/08/2016
    • Pedro 18/08/2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies