4 trucos que no pueden faltar en tu horno

Que las mejores recetas se consiguen con los mejores hornos es algo que no podemos negar. Es cierto que necesitas algunos conocimientos y tener algunas habilidades culinarias para deleitar a tus invitados en cada comida o cena familiar, pero no todo está en tu mano. Contar con un buen horno, con funciones y programas específicos, ayuda y mucho a conseguir los resultados de un auténtico chef.

De hecho, la diferencia entre una buena receta o una receta excelente muchas veces está en saber elegir la función correcta de tu horno, ya que no todos los ingredientes o alimentos requieren el mismo tipo de preparación o calentamiento. Cocinar un plato al que le falta o le sobra cocción puede arruinar una ocasión especial.

Vale, ese toque especial que tienes o esa “especial mano” que te caracteriza para conseguir que el bizcocho esté en su punto, o el asado tan jugoso, ayudan a que tus recetas reciban muchos halagos, pero contar en tu haber con uno de los mejores hornos es un truco que sabes que no va a fallarte nunca.

Sorprende a tus invitados


Hoy en día todos estamos muy concienciados con el tema de la alimentación, y tratamos de llevar una dieta sana cocinando más recetas de verduras o pescados, y poder llevar así una alimentación equilibrada. Si a ti también te gusta cuidarte, la función vapor no puede faltar en tu horno. Este tipo de cocción es la forma más saludable de cocinar y puedes preparar recetas tan sabrosas como esta merluza con verduritas o esta otra receta de brócoli con calabaza del mismísimo Karlos Arguiñano.

El secreto de cocinar al vapor es que consigues disfrutar plenamente del sabor de los alimentos y además que éstos conserven todos sus nutrientes y vitaminas.

Algo que no puede faltar en los mejores hornos, es el mejor sistema para preparar asados. Quizá no sea un plato que cocinemos diariamente, pero a todos nos gusta disfrutar de un asado crujiente por fuera pero jugoso por dentro, y conseguirlo es más sencillo de lo que parece si contamos con las herramientas adecuadas. Si eres de los que no perdona el asado de los domingos, deberías tener un horno con termosonda.  La termosonda es mucho más precisa y ofrece muchos mejores resultados que los termómetros para el interior del horno, ya que puedes controlar el punto justo de horneado que quieres. Imagina el resultado de esta receta de cordero asado, hecho en un horno con termosonda. Para chuparse los dedos.

Funciones muy prácticas

Es cierto que si disfrutas de la cocina puedes sacar mucho partido a todas estas funciones, pero si cocinas por obligación, igualmente puedes sacar el máximo rendimiento de un buen horno. De hecho, imagina la ventaja que tendría poder cocinar hasta 4 platos a la vez. El tiempo que podrías ahorrarte para dedicarlo a otras cosas mientras preparas la comida para la semana. Pues esto es posible el sistema de cocción CircoTherm  o Sistema de calentamiento 3D Profesional (dependiendo de la marca del electrodoméstico se llama de forma diferente). Este sistema hace que el calor se distribuya de forma homogénea por todo el horno con un ventilador más potente que los convencionales. Los resultados son entre otros: más eficiencia porque cocina a bajas temperaturas. Comodidad: porque puedes cocinar diferentes platos sin que por ello se mezclen los sabores. Limpieza: al cocinar a bajas temperaturas los posibles residuos que caen no se queman. Sin duda supone una gran ventaja, no solo para cocinar varios platos al mismo tiempo, sino también por ejemplo cuando preparas recetas de galletas al horno. Lo habitual es que tengas que repartir las galletas al menos dos bandejas, o incluso más dependiendo de la cantidad que prepares. Si tu horno no cuenta con este sistema o su ventilador no tiene la potencia suficiente, las galletas no se cuecen por igual dependiendo de la bandeja en la que estén.

Y por último, me gustaría mencionar también la función deshidratar que incorporan los mejores hornos, y que resulta muy práctica para conservar frutas, verduras o incluso especias.

Deshidratar fruta o cualquier alimento en el horno consiste en extraer la mayor parte de agua del mismo mediante calor suave y constante, alargando así el tiempo de conservación del alimento y conservando intactos sus nutrientes. Por ejemplo, una alternativa muy sana para ofrecerles a tus hijos es deshidratar patatas y ofrecérselas como snacks o aperitivo.

Que eres un gran cocinillas seguramente ya lo has demostrado en multitud de ocasiones, pero no me negarás que con un horno con funciones como éstas te ayudará mucho más a conseguir resultados excelentes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies