La altura de una lavadora

Las lavadoras de 8 kg son quizá las más habituales en la mayoría de los hogares. Aunque existen lavadoras con capacidades diferentes, que dependiendo del modelo, oscilan entre los 6kg y los 10kg, la capacidad de carga media suele ser la más escogida por los usuarios.

En cada hogar hay unas necesidades diferentes, eso es cierto, e indudablemente no necesita lo mismo una persona que vive sola y que pone una colada a la semana, que una familia con cuatro o más miembros que pone una colada diaria.
Seguramente la elección de estas dos personas será diferente, pero haciendo una media general, lo más habitual son las lavadoras de 8kg ya que para personas que lavan a menudo, les ofrece una mayor capacidad para no tener que hacer tantas coladas, y además, también permite el lavado de piezas grandes como edredones, por ejemplo.

Pues bien, dicho esto, quiero aclarar también que existen diferentes aspectos en los que fijarte o a tener en cuenta a la hora de comprar una lavadora. Algunos de ellos pueden ser su diseño, las funcionalidades que tiene el electrodoméstico, su capacidad de carga (de la que os acabo de hablar), las revoluciones, su eficiencia energética… etc. Pero hay algo a lo que pocas veces prestamos especial atención, y que sin embargo deberíamos tener muy en cuenta: las medidas.

Es habitual pensar que todos los electrodomésticos miden lo mismo y que todos los huecos que hay en nuestra cocina para instalarlos son iguales. Pero nada más lejos de la realidad.
Vale, hay medidas estándar, es cierto. Pero también existen medidas que aunque no sean las más habituales, existen en el mercado, y que comprar una lavadora de estas medidas sin ser conscientes de lo que estamos comprando puede acarrear un problema grave al recibir nuestro electrodoméstico. Resulta que nuestro hueco es más pequeño y nuestra lavadora nueva no cabe.

Dimensiones prácticas

Quizá esto os haya pasado a algunos de vosotros y seguramente me diréis que pudisteis solucionar el problema de una forma sencilla, quitando la tapa superior.
Es cierto, a veces esto puede ser una solución para una lavadora que no encaja en el hueco por unos pocos centímetros. Pero debéis saber que esta solución no siempre es posible, ya que existen modelos a los que no se les puede quitar la tapa.

Lo primero que debéis conocer para no caer en estos errores en la compra, son las diferentes medidas que os podéis encontrar.
Las medidas estándar de cualquier lavadora y normalmente las más comunes son 60 cm de ancho y 82 cm de alto. Habitualmente el hueco de nuestras cocinas suele estar preparado para lavadoras de estas medidas, aunque a veces pueden sobrar un par de centímetros por la parte superior. Esto tampoco debería importarte porque las lavadoras tienden a hacer una pequeña vibración cuando centrifugan.
A pesar de que las medidas de alto y ancho suelen ser las más comunes, no olvides medir también la profundidad porque aquí sí que puedes encontrarte diferentes medidas según el modelo o la marca.

Lo normal o lo más habitual es que la profundidad también sea de unos 60 cm, pero esto sí que puede variar en función de la capacidad de la lavadora o incluso de su propia puerta. Estaríamos hablando de variaciones que oscilarían desde los 58 cm hasta los 63 cm aproximadamente. No son muchos centímetros, es cierto, pero los suficientes para hacer que tu lavadora no encaje perfectamente en el hueco, o que no quepa si tienes pensado instalarla dentro de un armario. Esos dos centímetros serían más que suficiente para que no pudieses cerrar la puerta.

¿Y si mide más?

A pesar de que tanto si compráis vuestra lavadora por internet, como si acudís a un establecimiento, encontraréis la gran mayoría de modelos con las medidas estándar, también es posible, como os decía al principio que encontréis con modelos cuya altura sea de 84,8 cm, en lugar de los 82 cm habituales.

¿Qué sucede entonces? Una solución podría ser, como también hemos mencionado ya en el post, quitar la tapa superior. No habría mayor problema ya que al quedar encajada bajo la encimera, no se verá que no tiene la tapa y su funcionamiento no se verá afectado. Esto ocurre por ejemplo con el modelo 3TS986BT de Balay, que a pesar de que su altura son 84,4 cm, puedes quitar la tapa y encajarla en un hueco para lavadoras de 82 cm.
Sin embargo, la lavadora 3TS976BA también de Balay, es un modelo que a pesar de medir los 84,8 cm de alto como el modelo anterior, no se le puede quitar la tapa, por lo que necesitaríamos un hueco mínimo de 85 cm de alto para poder instalarla.

Por este motivo es tan importante conocer las medidas del electrodoméstico antes de comprarlo, y conocer también las medidas del hueco del que disponemos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies