Modelos de cafeteras para inducción

¿Tienes una placa de inducción en tu cocina? Este tipo de placas de cocina pueden obligarte a sustituir algunos de los accesorios de cocina que empleas habitualmente para cocinar. Las placas de cocina vitrocerámicas de inducción son muy limpias y seguras. Funcionan a través de un sistema indirecto de calor. A la hora de utilizarlas detectarás que hay algunas cazuelas, e incluso cafeteras italianas que no se calientan sobre su superficie. Este es un problema al que debes de hacer frente a la hora de manejar este tipo de placas en la cocina. Si te gustan las cafeteras italianas debes de contar con cafeteras para inducción. En este post descubrirás todas las particularidades de este tipo de cafeteras italianas. Te resultará fácil poder utilizarlas en tu cocina.

Inducción y café

La gran parte de bebidas calientes se preparan haciendo infusiones con agua caliente. El café no es una rareza en este punto. Para prepararlo las cafeteras italianas son el método tradicional más empleado. Este tipo de cafeteras son muy versátiles. Pueden estar realizadas en acero inoxidable, o en aluminio. En las tiendas especializadas puedes encontrar cafeteras de ambos tipos. A la hora de preparar el café en las nuevas placas de cocina con vitrocerámica de inducción debes de tener en cuenta el material de estas cafeteras. Las cafeteras para inducción deben de estar realizadas en acero inoxidable. Estas cafeteras italianas se calientan sin dificultades en este tipo de placas de inducción. Gracias a ellas puedes preparar un café con el sabor de siempre, pero en tu nueva placa de cocina.

Encuentra las cafeteras para inducción más adecuadas

El material de la suela de la cafetera italiana es muy importante para detectar si funcionará correctamente en una placa vitrocerámica de inducción, o si no se calentará. En este punto debes de evitar las cafeteras italianas de aluminio. Estos modelos conviven en el mercado con las cafeteras para inducción. El aluminio no se calienta en las placas de inducción con lo que no podrás hacer el café en este tipo de cafeteras. Si no quieres sustituir la cafetera que tienes sólo podrás echar mano de algunos remedios caseros. Algunas familias lo que hacen es poner la cafetera sobre un recipiente que sí se caliente en la placa de inducción, gracias a este método podrás calentar la cafetera y preparar el café. Pero si vas a comprar una cafetera nueva es preferible que prescindas adquirirla con la base en aluminio.

El acero inoxidable sí conduce el calor en las placas de cocina vitrocerámicas de inducción. Las cafeteras para inducción están realizadas en este material. Esta es una excelente solución para que puedas continuar preparando el café con el gusto tradicional que pueden conseguir las cafeteras italianas de siempre. Antes de comprar estos accesorios de cocina es importante que te informes de su composición. Recuerda que al igual que has tenido que sustituir cazuelas y sartenes para cocinar en una placa vitrocerámica de inducción quizá tendrás que hacer lo mismo con tu cafetera italiana. A corto plazo siempre puedes echar mano de algunos remedios caseros pero a largo plazo terminarás comprando una nueva cafetera. Recuerda ver que esté realizada en acero inoxidable. Estas cafeteras pueden contar con capacidades diferentes. A la hora de ver cuál comprar debes de tomar buena nota de este punto para poder hacer el café para tantos comensales como soláis reuniros en tu casa.

¿Cómo usar las cafeteras para inducción?

Las familias de hoy siguen eligiendo las cafeteras italianas tradicionales para preparar el café en sus casas. En esta empresa las cafeteras para inducción son una excelente solución. Si nunca has manejado una lo mejor es que prestes atención a las indicaciones que se facilitan a continuación. Verás que se trata de un método sencillo, que te puede permitir hacer un rico café en muy poco tiempo. Después de preparar el café debes de recordar desmontar la cafetera y limpiar las piezas antes de recogerla.

Las cafeteras para inducción tienen un depósito específico para el agua, en la base, y otro para el café. Antes de ponerlas al fuego debes de rellenar ambos depósitos, una vez que lo hayas hecho sólo tienes que cerrar la cafetera y ponerla al fuego. Cuando el café comience a hervir ya estarás en disposición de apagar el fuego y dejar que la cafetera repose. Después sirve la bebida caliente en las tazas en las que vayas a tomarlo. Una vez terminado debes de desmontar la cafetera y limpiar las piezas para recogerla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies