Nevera no frost ¿solo para el tío Gilito?

¿Tienes que renovar dentro de poco tu viejo frigo y no sabes por qué modelo decidirte? Y no solo eso: ¿te gustaría optar por un no frost pero temes el precio de una nevera con esta función?

Si estás un poco perdido en la terminología y funciones de las neveras, antes de nada te contaremos qué es eso del “no frost”. Los frigos con este sistema se caracterizan por tener un ventilador capaz de repartir todo el aire del interior del electrodoméstico de manera homogénea, y gracias a esta particularidad, el resultado es un congelador libre de escarcha, ya que la humedad que pueda haber en el ambiente no se condensa. Además, este sistema favorece una congelación de más calidad, con lo que las propiedades de los alimentos congelados se mantienen mejor, así como todo su sabor.

Hoy en día, la mayor parte de las cadenas y marcas de electrodomésticos tienen la gran parte de su catálogo de frigoríficos con este sistema incorporado, y además su precio resulta mucho más accesible que hace unos años, ya no está solo al alcance del tío Gilito. Y es que ahora comprar un congelador no frost ya es lo más habitual cuando tiene que renovarse el frigo, el precio de estas neveras ya no es el que era, y sus múltiples beneficios han hecho muy popular el “no frost” entre los consumidores. Aun así, aunque estos sean más caros que los “frost”, piensa que a medio-largo plazo salen más económicos, se trata de una inversión al fin y al cabo, debido a todas las ventajas que este sistema ofrece.

No obstante, antes de lanzarte a comprar tu nuevo frigo, compara precios de neveras antes, puesto que puede existir una diferencia considerable entre una tienda y otra respecto al mismo modelo de frigo.

Golfos con derecho a frigorífico

Descongelar el frigorífico cada vez es más cosa del pasado, ¡todo el mundo tenemos derecho a una nevera no frost! Incluso aquellos Golfos Apandadores de nuestra infancia… Este “lujo” de nuestro siglo ya está al alcance de todos, todos nos lo hemos ganado después de tantos congeladores descongelados…

¿y qué hay de aquellos que todavía no pueden disfrutar de un frigo no frost? Para todos aquellos que todavía andan descongelando su congelador, a continuación se les presenta una guía fácil y rápida para acabar con toda esa escarcha cuanto antes.

  1. Vacía el congelador

Si tienes algún otro congelador en casa, mueve los alimentos a ese mientras descongelas el otro, y si no, déjalos en la nevera, no les va a dar tiempo a descongelarse en este tiempo, qué date tranquilo. ¡Y recuerda desenchufar el congelador antes de empezar!

  1. Hazte con un secador

Aunque hay muchos modos de descongelarlo, lo más rápido es utilizar un secador de pelo. Ayúdate con un paño para ir quitando el hielo, o con algún cucharón de madera, pero lo que no debes usar nunca son objetos puntiagudos, pues podrías dañar el congelador y estropearlo. Si tienes tiempo y has podido guardar los alimentos en otro congelador, también puedes simplemente dejarlo abierto para que se vaya descongelando solo. No olvides colocar un balde justo debajo de la ranura que el congelador tiene en su parte inferior central, pues es por donde va a ir escurriéndose la escarcha derretida.

  1. Sécalo bien

Una vez tengas el congelador libre de hielo, seca bien todas las superficies, pues la posible humedad que pueda quedar se convertirá automáticamente en hielo en cuanto cierres el frigo. Y ya puedes volver a meter todos los alimentos congelados donde estaban. ¿Menuda diferencia ahora, eh?

La familia Donald quiere lo último

Si no te conformas solo con el “no frost” y quieres todavía más ventajas, debes saber que los últimos avances en tecnología de frigoríficos están convirtiendo a estos aparatos en electrodomésticos inteligentes. Se estima que en un futuro no muy lejano, nuestros frigos controlarán hasta la caducidad de los alimentos de su interior, gracias a cámaras integradas. ¿Sorprendente, ¿no? Aunque para eso todavía tendrás que esperar un poco, de lo que ahora sí puedes disfrutar ya es de algunas funcionalidades extra que neveras como las americanas incorporan.

Uno de los accesorios extra a este respecto más populares es el dispensador de agua fría o el de hielo, en cubitos o picado, toda una ventaja en los meses en los que más aprieta el calor. El minibar también es un extra estupendo, y algunos side by side vienen con él incorporado.   

El precio de neveras de este tipo no dista tanto de aquel de frigos más convencionales, y además, el secreto está en la comparación de precios. No olvides echar un ojo a las ofertas de Internet, ni a aquellas de las temporadas de rebajas, verdaderamente vale la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies