Razones para comprar una licuadora

Sin duda una de las razones principales que yo daría para comprar una licuadora es preparar zumos y batidos saludables. ¿No crees que un desayuno sano y energético es la mejor manera de comenzar el día? Pues si tu respuesta ha sido afirmativa, sin duda necesitas una licuadora.

Pero si todavía eres de los que no tiene muy claro para qué sirve una licuadora, te diré que es el electrodoméstico perfecto para prepararte esos desayunos tan sanos y apetitosos, o por qué no, para preparar también el tentempié de mitad de tarde.

Y si en casa además, hay niños pequeños, todavía le sacarás mucho más provecho a tu licuadora. Ni te imaginas la de batidos y zumos super ricos y sanos que puedes preparar con este electrodoméstico.

Lo que está claro es que todos hemos oído alguna vez los grandes beneficios que puede aportar a nuestra salud tomar zumos naturales, y, además, son una alternativa a la pieza de fruta que, en ocasiones, y sobre todo para los niños, puede acabar resultando aburrida.

Elaborar zumos con diferentes frutas y mezclando ingredientes, puede hacer mucho más atractiva y colorida una merienda.

Qué te aporta

Sin embargo, el uso de la licuadora no se limita a preparar zumos o batidos, sino que también puedes elaborar postres, purés, salsas, o cremas, consiguiendo las mejores texturas.

La diferencia principal entre una licuadora y una batidora es que con la primera puedes hacer zumos o cremas con alimentos que a priori no tienen mucho jugo, como por ejemplo las zanahorias o las espinacas, ya que la licuadora extrae el jugo de la pulpa tanto de frutas como de verduras. Además, puedes preparar tus zumos aprovechando al máximo todas las vitaminas, ya que puedes introducir algunas frutas como manzanas o peras, sin pelar. Y sabes lo que dicen… que gran parte de las vitaminas de estas frutas están en su piel. Ya tienes una ventaja más que te aporta una licuadora: aprovechar al máximo las vitaminas de los alimentos.

Evidentemente, no todo está permitido, y hay alimentos o frutas como la piña, sandía, kiwi o naranja, entre otros… que deberás introducir siempre pelados en tu licuadora.

Otra gran ventaja de la licuadora es que incorpora un filtro que evita que se cuelen pequeños trozos de pulpa, que, aunque a nosotros a veces nos encanta, sabemos que puede resultar molesto para los niños.
Cuando pasas frutas o verduras por la licuadora consigues un zumo completamente líquido y sin grumos, muy agradable de tomar para cualquier paladar, por exquisito que sea.

Y por si estas ventajas te saben a poco, debes saber también, que las licuadoras que incorporan un disco de corte cerámico consiguen que la fruta no se oxide tan rápidamente como las que tienen discos metálicos. Lo que supone una gran ventaja cuando preparas zumos de frutas que se oxidan con celeridad, como la manzana o la pera.

Principales funciones

Las principales funciones de una licuadora podemos decir que son: mezclar, batir, picar y licuar. Aunque dicho así quizá no te de una idea de la cantidad de posibilidades que te ofrece tener una licuadora en casa.
Os voy a nombrar un listado de cosas que podéis preparar con una licuadora, para que muchos de vosotros dejéis de verla como “la máquina de preparar los batidos”, y la veáis como ese electrodoméstico tan práctico con el que podéis elaborar un montón de recetas.

Por ejemplo, ¿Sabías que puedes preparar cócteles, con y sin alcohol, con tu licuadora?, pues sí, no sólo de batidos de frutas vive el hombre… también hay momentos y ocasiones especiales en las que nos apetece tomar una copa, y en esos casos, tu licuadora puede hacer mucho por ti.

Además de batidos y smoothies, también puedes elaborar salsas para acompañar otras recetas, como carnes y pescados, pero ¿sabías que puedes elaborar un delicioso hummus en tu licuadora? O incluso preparar gazpacho o sopas frías, tan apetitosas en verano.

¿Todavía te estás preguntando para qué sirve una licuadora? Pues debes saber que, además de todo lo que ya he mencionado, también puedes preparar helados de diferentes sabores, y por supuesto, mucho más saludables que los que puedes adquirir en el supermercado. Elaborar diferentes tipos de cremas como la mahonesa o postres como la mousse o el pudding.

Como ves, las posibilidades son infinitas y para que no te falten las ideas, en este enlace encontrarás una serie de recetas para preparar con tu licuadora y sacarle todo el partido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies