Planchas de acero como en los restaurantes

Recuerdo una cita reciente de mi suegro: “La salud y cuidarse está de moda” a lo que mi suegra le reconvino recordándole que a lo largo de toda la historia de la humanidad la gente ha intentado con bastante empeño el retrasar su dolor y su muerte. Touché. Pero al padre de mi señora no le faltaba cierta razón al decir lo que dijo. Y es que ahora está más vigente que hace unos años la expresión “saludable”: oímos hablar mucho (y es una buena noticia) de comida saludable.

Este hecho se suma a la vuelta a lo antiguo. Nos gustan, más ahora que hace quince años, las casa rurales, la artesanía manual, y la comida tradicional.

Y ya cuando se dice la palabra “milenario” el placer es mayúsculo, porque además se produce la correspondiente asociación de ideas con oriente, con lo que tenemos una tríada insuperable: saludable, tradicional y… exótico. Todo esto es de toda la vida y a la vez está muy de moda. Hoy hablaremos de teppan yaki.

 

Teppan yaki

 

La clave del teppan yaki está, en mi opinión, en su total sencillez. Sin necesidad de recipiente lo cocina casi todo: verduras, carnes y pescados. Con un par de espátulas se hace el resto. Como el horno, pues, el teppan yaki es un invento que tiene miles y miles de años. Sólo que quizá ahora se ha modernizado un poquitín. El principio, en definitiva, no es otro que una extensa superficie de acero inoxidable. En los restaurantes japoneses, woks, etc., es enorme, y ahí radica básicamente la diferencia con los que podemos adquirir para nuestras casas. Generalmente, el conjunto lo completa una tapa de cristal vitrocerámico para su protección.

¿Algunas novedades respecto a la prehistoria?

Sí, algunas. Por ejemplo, que ahora se puede regular y seccionar el calor de la plancha, pudiendo llegarse a no encenderla entera sino sólo parte de la superficie. Esto les hubiera servido a nuestros antepasados si en vez de hacerse unas chuletas de mamut se hubieran querido comer solamente una pata de conejo. Otra importante innovación es el mayor control que ahora podemos ejercer sobre la plancha por medio del TouchControl, lo que viene a ser tecnología digital al servicio del calor.

Suele tener, además, la opción de mantenimiento sostenido del calor para que los platos no se enfríen mientras esperamos a sacarlos. También suele tener indicador de calor residual, lo que a los trogloditas les hubiera evitado algún que otro quemazo.

Todo este tinglado pero en casa. ¡Me encanta!

Todo este tinglado pero en casa. ¡Me encanta!

 

Mantenimiento y cuidados

La plancha teppan yaki es un invento (antiguo, como venimos diciendo) que requiere de importantes cuidados. Para su limpieza, los fabricantes suelen presentar la función especial para ídem, basada en 40⁰C para que sea soportable al contacto humano. De ese modo se puede limpiar para que no se mezclen los sabores de lo que vamos a cocinar a continuación.

Pero en general, lo que tenemos que tener muy claro a la hora de limpiar y mantener la plancha en buen estado es que tiene cierta propensión a rayarse, y es ahí donde más cuidado tendremos que poner, así que por supuesto nada de emplear productos rallantes o abrasivos, como spray para hornos o quitamanchas. Tampoco es recomendable emplear limpiadores a presión o por chorro de vapor.

La forma más extendida de limpieza después de cocinar con esta plancha es la de colocar un par de cubitos de hielo y un poco de jugo de limón, aunque también se puede aplicar detergente o vinagre, que lógicamente no proporcionará un olor tan agradable a la cocina. En combinación con el calor residual (ojo, antes de verter agua hay que esperar unos quince minutos), esa mezcla es de lo más efectivo para arrasar con los restos de suciedad ya reblandecidos. Una vez haya surtido efecto basta con retirarlos con un paño o la propia espátula.

Para limpiar no la placa en sí, sino la estructura, se puede proceder con una esponja o un paño.

Y al final podemos decir “ha quedado como los chorros del oro”, de forma que volvemos a lo tradicional, lo que nos permitirá cerrar el círculo. ¡Bien!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies