¿Por qué un blog sobre electrodomésticos?

Un día cualquiera. Llego a casa con la compra, la meto en el frigorífico, saco el lavavajillas, hago lo mismo con la ropa de la lavadora y a la secadora. Vuelvo al frigo y empiezo a preparar la comida de hoy: verduras a la plancha y dorada. Así que enciendo la placa y caliento el horno. Estoy algo cansado, me he ganado un té.

Y en ese instante de breve relax, un único pensamiento me ocupa de repente.

Desde que he entrado en casa ¿cuánto rato llevo usando electrodomésticos? ¿Y si sumo todas las horas del día? Madre mía, ¡si los veo más que a mi familia! Al final, forman parte de mi paisaje como tantas otras cosas. Y como sucede con tantas otras cosas, no les presto demasiada atención. Como mucho cuando hay que comprarlos, cuando hay que repararlos y cuando tengo que echar la bronca a mis hijos porque se han dejado el frigo abierto. Ah, y cuando llega la factura de la luz. Sí, ahí sí que les presto atención… grrrrr.

El caso es que termino el té (sin pasarse de relax, que placa y horno me están llamando desde hace rato) y mientras me pongo a cocinar pienso en un campo que me apetece investigar: los electrodomésticos. La verdad es que nunca lo había pensado. Pero sí que he pensado muchas veces en escribir un blog, cosa que no había hecho hasta la fecha porque no tenía tiempo. Y porque aunque me hacía mucha ilusión me faltaba un tema. ¿Ah, sí? Mmmm ¿y qué tal los electrodomésticos? No sé. Podría estar bien. Me digo que son fríos, que son electrónicos, que son máquinas insensibles, que tienen cables y botones. En resumen, que no es un tema muy cálido que digamos. Pero en mi debate interno existe un poderoso argumento que se opone a esa idea: son importantes para nuestras vidas, son ya básicos. Y mientras ese argumento va creciendo y creciendo me doy cuenta de que sí son cálidos. Es decir, hacen que nuestra vida sea cálida. Una cámara fotográfica es algo parecido a pequeña escala, y pocas cosas hay a las que tengamos más cariño que a ciertas fotos, ¿no?

Es un tema interesante, y casi sin darnos cuenta es un tema omnipresente más allá de lo cotidiano, porque se cuela sin darnos cuenta en otros muchos aspectos de la vida, como el medio ambiente, la economía, la historia reciente o las series de la tele. Quiero saber más cosas. Y quiero compartirlas con vosotros. Puesto a explorar, me gustaría ayudaros en la medida de lo posible. Y por encima de todo, me gustaría que lo disfrutarais. Siempre he pensado que un blog no es nada sin sus lectores, así que por favor, preguntad cualquier cosa, decidme si veis algún fallo, o algo que se pueda mejorar, o un tema que os apetezca tocar. Seguro, seguro, segurísimo, que este blog ganará un montón. Esta aventura siempre va a sumar más con todos vosotros.

Y ahora sí: ¡Bienvenidos a mi blog!

7 comentarios

  1. Marina 05/05/2017
    • Pedro 17/05/2017
  2. gabriela poblete 20/09/2017
  3. Felipe Almodovar 16/08/2018
  4. Nisrine1983 23/09/2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies