Los grados en la nevera

Contar con un buen servicio técnico para el frigorífico es importantísimo. No solo para solucionar posibles averías, sino también para solucionar dudas o realizar consultas sobre su funcionamiento, consejos de limpieza o incluso de conservación de alimentos. Si el tuyo cumple todas estas caracterísiticas podríamos decir que tienes un Servicio Técnico perfecto. ¿Conoces el Servicio Técnico de Balay? Pues es el mejor ejemplo de todo lo que os acabo de contar. Si tienes un frigorífico de esta marca, date por satisfecho. Además de contar con un electrodoméstico estupendo, podrás beneficiarte de uno de los mejores servicios técnicos posibles. Aunque lo habitual es asociar este servicio a incidencias o averías, también puedes contar con ellos para otro tipo de cuestiones, ya que te asesoran y aconsejan para que saques el mayor rendimiento posible a tu electrodoméstico.
A veces, una de las dudas más frecuentes que nos surgen respecto al funcionamiento de nuestra nevera, es la temperatura óptima a la que demos tener tanto el frigo como el congelador. Esta temperatura es importante para conseguir la mejor conservación de los alimentos una vez almacenados en el frigorífico.

Cómo regular la temperatura

Quédate con estos datos: 4 y 18 ¿Qué significa esto? Pues que la temperatura óptima de tu frigorífico está entre los 4ºC y los 6ºC y la del congelador entre -18ºC y -20ºC.
Se da un margen de un par de grados porque depende de la cantidad de cantidad de comida que tengas en la nevera estos grados pueden variar, ya que no necesitas la misma temperatura para enfriar un frigorífico lleno de comida, que cuando hay apenas “cuatro cosas”.

Para regular o modificar esta temperatura puedes hacerlo fácilmente sin necesidad incluso de abrir la puerta, ya que los frigoríficos cuentan con un pequeño panel de control en el exterior de la puerta que muestra los grados tanto de la nevera como del congelador y que permite ajustarlos fácilmente.

Es conveniente como digo ajustar la temperatura cuando tu frigorífico está completamente lleno porque acabas de hacer la compra, por ejemplo. Sobre todo, si necesitas enfriar algo con cierta rapidez, aunque para estos casos, lo más apropiado es utilizar el botón de función “súper”, si quieres enfriar por ejemplo unas latas de refresco en poco tiempo.
También es conveniente ajustar la temperatura cuando en casa no dispones de aire acondicionado y en verano hace demasiado calor.

Cada alimento en su lugar

Algo primordial para aprovechar al máximo los grados de tu frigorífico es colocar cada alimento en el lugar apropiado. Esto te ayudará además a que se conserven durante más tiempo y a mantener una temperatura ideal y constante en el electrodoméstico.

Así pues, es conveniente que sepas que cuando vuelvas de hacer la compra debes guardar en la zona menos fría los alimentos como el queso o la mantequilla. Esta zona es la que está en la parte superior del electrodoméstico.
Para la carne, el pescado y la fruta y verdura hay un lugar específico en tu nevera. Estos alimentos necesitas unas condiciones especiales de humedad y temperatura para conservarse durante más tiempo, por eso, cuentan con un lugar propio dentro del frigorífico. Son los cajones que se encuentran en la parte inferior. Estos cajones cuentan con unas condiciones especiales y óptimas para este tipo de alimentos, que, en el caso del cajón para la carne, ronda los 0ºC de temperatura.

Otra cosa que debes saber para que tu nevera funcione correctamente y no se produzcan alteraciones graves en la temperatura interior, es que está totalmente prohibido meter comida caliente en el frigorífico. Si has cocinado de más y necesitas guardar comida en la nevera, métela en tupper pero espera a que coja temperatura ambiente para introducirla en el frigo. Si metes comida caliente lo que sucede es que la temperatura interior sube y por tanto el consumo de energía que necesita el frigorífico para recuperar su temperatura sube también, y con ello, el gasto de tu factura. Además de que el resto de los alimentos que tengas en la nevera puede estropearse.

De todos modos, ante cualquier tipo de duda relacionada con la conservación de los alimentos, y las zonas más adecuadas para guardarlos, te recomiendo como decía al principio, contactar con tu servicio técnico. Ellos son quienes resolverán tus dudas mejor que nadie.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies