Tus pies en buenas manos

A todos nos ocurre lo mismo. Al final del día tenemos los pies doloridos, cansados, no se puede caminar ni un minuto más. Necesitas dormir y descansar para recuperar el pleno funcionamiento de ellos, pero aparte de descansar, sabes cómo aliviar ese cansancio?

Tus pies soportan a diario todo tu peso durante toda tu vida. Ellos están sometidos a duras jornadas, largas horas estando de pie, a correr si haces deporte o simplemente y es lo más común, soportan calzado inadecuado.

Ha pasado el verano, los pies han estado más libres, sin estar protegidos por los calcetines o los zapatos cerrados, por lo tanto estarán más resecos y además habrán soportado temperaturas altas, más sudoración, necesitan por lo tanto un cuidado especial para recuperar su normalidad.

Todos estos problemas los podrás solucionar si pones un poco de cuidado y mimo en ellos, dando baños de agua tibia-caliente, hidratándolos y cuidando tus uñas y tus durezas.

Para la pedicura puedes utilizar la piedra pómez y un exfoliante adecuada a tu piel, con el ayudarás a retirar las células muertas y dejarás tus pies muy suaves. Para tratar las uñas, introduce tus pies en agua caliente y aplica unas gotas de aceite de oliva alrededor de las mismas. Esto te ayudará después a cortar y eliminar las cutículas con mayor facilidad. Y recuerda que las uñas se deben cortar rectas para evitar que se claven y produzcan dolor o incluso infección.

Hidromasaje en casa

Los aparatos de hidromasaje para pies te relajan y te ayudan a soltar todo el estrés ocasionado por un largo día de trabajo. Los hidromasajes calientan el agua y luego la agitan para relajar todos los músculos y articulaciones del pie, brindando una sensación de descanso.

La temperatura es muy importante para obtener una relajación absoluta de tus pies. Es conveniente que en tu bañera puedas controlar la temperatura para no sufrir quemaduras ni sentirte incómoda porque el agua esté demasiado caliente o demasiado fría.

Hay modelos que no calientan el agua sino que la tienes que echar caliente y se mantiene durante unos minutos, evidentemente son más económicas pero vale la pena gastarse un poco más y que tú solo tengas que introducir los pies y la encuentres caliente. Incluso puede ir graduando temperatura o enciendo y apagando.

La temperatura que elijas va en función de los resultados que quieras conseguir o a las necesidades de ese momento. Suelen tener diferentes niveles de temperatura que rondan entre los 35 y 45 grados.

Si notas que pasado el día tienes los pies hinchados, una forma rápida y muy efectiva para desinflamarlos es sumergirlos durante 20 minutos en un recipiente lleno de agua tibia con sal gruesa con la opción de vibración y burbujas. Ambos elementos te ayudarán a aliviar el cansancio de la zona y reducir la inflamación de forma efectiva. Mientras tengas los pies en el agua puedes moverlos suavemente en círculos con el fin de estimular la circulación. Puedes realizar este baño relajante cada vez que tus pies se sientan inflamados y cansados.

Si el problema es que notas que en verano se te hinchan los pies por el calor, lo mejor es sumergirlos en agua fría con sales de Epsom, muy recomendables para bajar la hinchazón y mejorar la circulación.

Bañeras para cuidar tus pies

Las bañeras de hidromasaje al tener muchos puntos de estimulación, con la vibración y el masaje hace que se active la circulación, por lo tanto los músculos se aflojan y relajan. Al abrir los poros se eliminan toxinas, relaja tensiones y elimina el estrés acumulado durante el día además de contribuir a mejorar la calidad del sueño.

Funciona a través de unas corrientes de agua caliente a presión y burbujas junto a una base repleta de diferentes puntos de estimulación, esta es la opción ideal para relajar los pies.

Hay algunos modelos que cuentan también con la opción de vibración. Se colocan ambos pies a los cuales se les proporciona una vibración graduable que al transmitirse al talón y las piernas origina un estímulo circulatorio que alivia la tensión acumulada.

Todas las bañeras suelen tener la opción de funcionar en agua o en seco, además de tener diferentes posiciones de funcionamiento como las siguientes que te menciono a continuación:

  • Masaje (con 10 minutos es suficiente para sentir los pies más frescos y en forma).
  • Burbujas + calor (Con esta opción se consigue una microvibración que produce un efecto vigorizante en las terminaciones nerviosas).
  • Masaje + calor + burbujas (Más vibración para la opción más relajante).
  • Opción de vibración y masaje en seco.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies