Un frigorífico eterno

El cuidado y mantenimiento del frigorífico requiere de una limpieza en profundidad cada cierto tiempo. Es una de las tareas domésticas más odiosas, pero es imprescindible hacerla con frecuencia para un cuidado y mantenimiento eficiente.

Los frigoríficos suelen tener una vida útil de unos 10 a 15 años, aproximadamente, pero en tu mano y en la de tu familia está que se prolongue lo máximo posible. ¿Cómo? Mediante un cuidado óptimo a este electrodoméstico. Comprar un frigo nuevo es una gran inversión, inevitable a veces, pero que puedes retrasar bastante si sigues unas recomendaciones básicas. Sigue leyendo y descubre todos los secretos que debes saber para conseguir un frigorífico eterno o, al menos, que te dure muchos años.

Mantenimiento frecuente

¿Sabías que es necesaria una limpieza en profundidad tanto de la nevera como del congelador cada seis meses? Pero eso no quiere decir que durante ese medio año no debas limpiarlo, porque al menos una vez al mes debe limpiarse menos en profundidad. Y qué decir tiene que, cada vez que se derrame algún líquido o alimento por alguna parte del frigo debe limpiarse inmediatamente, de lo contrario la mancha producirá malos olores y cuando se seque será más difícil eliminarla. Con estos hábitos estarás favoreciendo una vida más larga de tu electrodoméstico, y un mantenimiento del frigorífico adecuado.

No obstante, ahí no acaban las razones por las que debes mantener limpio tu frigo, el motivo más importante que debes tener en cuenta son las bacterias y gérmenes. Y es que al estar en contacto directo con los alimentos es imprescindible que lo mantengas limpio, para evitar intoxicaciones y cualquier otro problema de salud.

La escarcha que se forma en cada rincón del frigo es otro aspecto imprescindible a considerar en el mantenimiento del frigorífico. Si eres afortunado y tu frigo tiene sistema no frost entonces estás de suerte, podrás librarte de la tediosa labor de descongelar el frigo cada cierto tiempo. Si no es así y tu frigo es frost te va a tocar ponerte manos a la obra. ¿Hace cuánto no lo descongelas? En el peor de los casos, puede que no lo hayas hecho nunca. Remángate y ponte manos a la obra, toma nota de cómo hacerlo. ¡Cuánto antes te lo quites, mejor!

¿Cómo descongelar el frigo?

  1. Desenchufa y vacía su interior

Desenchufa de la corriente el frigo y a continuación saca todo que haya dentro del frigo. Si tienes otro frigorífico donde meter las cosas, genial, si no, guárdalas en una nevera portátil con hielo, o sácalas a la galería o al balcón si hace frío afuera.

  1. Prepara el terreno

Lo más recomendable es que pongas toallas por el suelo, rodeando al frigo, porque como va a derretirse bastante hielo, se derramará mucha agua, y así evitarás encharcar tu cocina. Las hojas de periódico también son un gran recurso, y así no tendrás que limpiar luego las toallas.

  1. Descongela

Aunque utilizar un secador de pelo es el método más rápido para derretir la escarcha, también puedes dejar que se derrita solo, pero ten en cuenta que entonces tardará bastante más. Las soperas con agua caliente también son una técnica eficaz, el vaho que desprenden consigue derretir el hielo.

  1. Seca bien

Cuando termines con el hielo, asegúrate de que no quede nada de humedad, seca bien las paredes y cajones con un paño, ya que si no esa humedad se convertirá en hielo al enchufarlo de nuevo.

  1. Enchufa y vuelve a meter la comida

Ya puedes volver a conectarlo a la corriente y a dejar cada cosa en su sitio.

Productos para eliminar el mal olor

Una vez tengas el frigorífico sin hielo, lo mejor es que aproveches para limpiarlo, y así de paso te asegures de eliminar ese mal olor que hace tiempo desprende tu nevera y que no sabes de dónde viene.

Antes de nada, asegúrate de que no hay ningún alimento en mal estado, seguramente esa sea la causa del mal olor. O quizás algún alimento o líquido que se derramó hace tiempo y que no te diste cuenta. Para acabar con cualquier resto de suciedad que provoque mal olor, lo mejor es limpiar el frigo.

Para ello, el bicarbonato es un gran aliado, es inodoro y muy económico, y así evitas utilizar productos químicos. Tan solo tienes que preparar una mezcla de bicarbonato diluido en agua, y ya tendrás preparado un estupendo remedio de limpieza, eficaz además contra los malos olores.

Otro remedio casero muy efectivo es el vinagre, su único inconveniente es que, aunque elimine el mal olor original de tu nevera, dejará otro también poco agradable… Un truco para que esto no suceda es añadir unas gotitas de limón a la solución de agua con vinagre. ¡Verás que frescor tan agradable queda en tu frigo! Además, no hará falta que lo aclares después.

El jabón no es un producto muy recomendable para acabar con la suciedad y los malos olores de tu frigo, porque es muy difícil de aclarar luego. Para eso es preferible que utilices cualquier otro producto del súper destinado para tal fin, existe mucha variedad.

Si después de una limpieza en profundidad persisten los malos olores, puedes colocar un ambientador de frigoríficos dentro. No obstante, lo más aconsejable es que te pongas en contacto con el servicio técnico, porque no es normal que tu frigo desprenda ese olor, seguramente algún mecanismo esté estropeado. Comprueba antes si tu frigo está todavía en garantía, de ser así puedes ahorrarte bastante dinero en reparaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies